«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El presunto asesino de Laínez no se arrepiente: 'Todo es un montaje'

No se arrepiente y asegura que «la autodefensa antifascista es la lucha más legítima que hay».


El antisistema, «okupa» y militante de extrema izquierda Rodrigo Lanza, presunto asesino de Víctor Laínez en Zaragoza por el simple hecho de llevar unos tirantes con la bandera de España, ha emitido un comunicado en el que tacha al Estado de «montajista» y califica las prisiones españolas como «las mazmorras del Estado, el estómago de la bestia».
No se arrepiente y asegura que «la autodefensa antifascista es la lucha más legítima que hay». Asimismo, afirma que «el Estado promueve el fascismo, el racismo y la homofobia» y se presenta de nuevo como víctima. «El atacante se convierte en atacado», dice.


La autopsia señaló que Lanza, que ya fue condenado a cinco años de cárcel por dejar tetrapléjico a un policía de la guardia urbana, se ensañó con Víctor pateándole la cara una vez que ya estaba moribundo.
La víctima fue atacada por la espalda y no se defendió. El primer ataque le provocó una fractura ósea en la cabeza, «con hemorragia y afectación del tejido cerebral». Esta herida fue suficiente para causarle la muerte. Pese a ello, el agresor remató a la víctima en el suelo con fuertes golpes en la cabeza, «quizás patadas», que le provocaron la rotura de huesos de la cara. En este sentido, el auto de la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Zaragoza, Natividad Rapun, incidió en la «gran intensidad traumática» de la agresión.
Leer más…

‘El asesinato de Víctor Laínez, una consecuencia de la hispanofobia’

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter