«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
HA AUMENTADO UN 20% CON RESPECTO A HACE UN AÑO

La presión inmigratoria sigue en aumento: más de 13.000 ilegales llegan a España en lo que va de año

Cayuco llegado a San Sebastián de La Gomera. La Gaceta de la Iberosfera

El silencio continúa presente en gran parte de los medios de comunicación mientras España sigue viviendo una incesante entrada de inmigrantes ilegales. Todas las rutas migratorias con destino a territorio nacional se encuentran activas y, desde Baleares a Canarias, las entradas se suceden casi a diario. En los primeros seis meses del año ya se han contabilizado más de 13.000 accesos ilegales cuando lo peor está aún por llegar.

El pasado 29 de mayo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cerró su balance semanal en el que se arroja que un total de 12.626 inmigrantes han accedido a España ilegalmente. Desde entonces, las llegadas no han cesado: casi 500 se han contabilizado en el archipiélago canario desde el lunes, Andalucía registra un acumulado de 228 inmigrantes ilegales y Murcia ha recibido 16. Todos ellos, sumados a las estadísticas de ACNUR, hacen un total de 13.370 en lo que va de año.

Canarias ha vuelto a vivir desde el pasado viernes 27 de mayo un aluvión de llegadas continuado. Durante dicha jornada, un total de 53 inmigrantes ilegales llegaron a la isla de Fuerteventura tras ser interceptados en aguas cercanas a las costas de Tarfaya (Marruecos). A partir de ahí los operativos de Salvamento Marítimo no han cesado su actividad.

Durante la jornada del sábado al domingo el archipiélago canario recibió casi 280 inmigrantes ilegales repartidos entre las islas de Lanzarote (111), Fuerteventura (130) y Gran Canaria (38) en un total de cinco embarcaciones que fueron interceptadas por los diferentes buques de Salvamento Marítimo precisando del apoyo aéreo de una de las aeronaves pertenecientes a la entidad pública. Estas embarcaciones habían partido de costas de El Aiún, Cabo Bojador y Tarfaya, según han revelado fuentes policiales a La Gaceta de la Iberosfera. Zonas donde ejercen su control las autoridades marroquíes.

Desde este lunes, las entradas ilegales han continuado a las Islas Canarias. Un total de 115 inmigrantes ingresaron ilegalmente en la islas de Lanzarote y Gran Canaria al inicio de semana. El martes, más de 200 inmigrantes ilegales que viajaban a bordo de cuatro embarcaciones fueron interceptados por Salvamento Marítimo y desplazados a las islas de El Hierro (46), Lanzarote (123) y Fuerteventura (45). Exceptuando la embarcación llegada a El Hierro -que partió desde Mauritania-, todas han salido desde territorios que se encuentran bajo la potestad administrativa del régimen alauí.

La presión migratoria ha continuado durante la semana hasta el punto en el que se han contabilizado 174 entradas entre el miércoles y la madrugada del jueves. Los inmigrantes viajaban a bordo de cuatro embarcaciones que, tras ser interceptadas por los operativos de Salvamento Marítimo, llegaron a las islas de Lanzarote (136) y Tenerife (38). De nuevo, todos los inmigrantes ilegales han partido desde zonas como Tan-Tan y Dajla, ambas controladas por agentes vinculados al régimen marroquí.

En resumen, la inmigración ilegal continúa en una tendencia ascendente con respecto a datos del pasado año. Lugares como Canarias, con un acumulado de 8.751 inmigrantes ilegales según datos de ACNUR y las diferentes diligencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, registran aumentos de la inmigración ilegal superiores al 50 por ciento. Y en términos generales, España recibe cerca de un 20 por ciento más de inmigración ilegal que hace un año teniendo en cuenta el histórico de datos de ACNUR.

Por último, cabe destacar que más del 90 por ciento de los inmigrantes ilegales que llegan al archipiélago canario continúan partiendo desde costas marroquíes o áreas del Sahara Occidental controladas administrativamente por el régimen de Mohamed VI. Esta situación no solo revela que en estos momentos la mayor parte de la inmigración ilegal legada a Canarias es de origen magrebí, también deja en evidencia al actual Gobierno que, pese a sus continúas cesiones, no consigue equilibrar sus relaciones exteriores para el control de flujos migratorios en el Magreb.

+ en
.
Fondo newsletter