«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el gobierno no ha logrado la aprobación durante su mandato de la ue

Sánchez consigue que Bélgica compre su relato sobre las lenguas regionales en Europa

El primer ministro belga Alexander De Croo y el presidente de España, Pedro Sánchez. Europa Press.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha encontrado un socio parra mantener vivo el debate del uso de las lenguas regionales en las instituciones europeas. Consciente que durante los meses de presidencia rotarita de España no ha sido capaz de asentar el debate del que dependen gran parte de sus apoyos parlamentarios en España, Sánchez ha concretado con el primer ministro belga mantener viva la reivindicación de las minorías separatistas.

Será el 1 de enero de 2024 cuando Alexander de Croo, primer ministro belga, asuma la presidencia de turno del Consejo. Sánchez, por tanto, y en plena transición del mandato, ha logrado cerrar con Bélgica un compromiso por mantener encendido el debate regionalista. Con esta idea los socialistas pretenden vender como éxito lo que ha sido un evidente fracaso, alejado de los deseos iniciales de Sumar y todas las demás formaciones que apoyan al Gobierno.

El compromiso de De Croo se explica por su origen flamenco, que se ha empeñado en mantener esta prioridad frente a las reticencias de numerosos países. Aunque su relación con los independentistas flamencos no ha sido siempre la mejor, el primer ministro belga se agrupa en Bruselas con socialistas y ecologistas. Estas dudas alejan las lenguas regionales de cualquier atisbo de unanimidad entre los jefes de Estado, necesaria para que el cambio se pueda producir.

+ en
.
Fondo newsletter