«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ABANDONA LA SENDA VERDE DE RIBERA

Sánchez recula e impulsa el consumo de hidrocarburos para recuperar popularidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (EP)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (EP)

El Gobierno socialcomunista ha decidido abandonar la senda verde e impulsar el consumo de hidrocarburos en un intento desesperado de ganar la popularidad perdida por Pedro Sánchez, y por la izquierda en general, tras el batacazo en las elecciones autonómicas en Andalucía.

Aunque el plan inicial pasaba por la aprobación de un Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico que pretendía cargar sobre petroleras y gasistas el despliegue de renovables para bajar la factura eléctrica, el Ejecutivo de Sánchez cambió de rumbo al anunciar la ampliación de las ayudas a los carburantes hasta final de 2022.

Así, y tres días antes de que el fondo diseñado por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera –prometía elevar en diez céntimos el precio de la gasolina– saliera del Congreso rumbo al Senado para ser aprobado, la Comisión decidió aplazar su aprobación.

En sustitución, Sánchez anunció un plan anticrisis en el que se plantea una subvención al precio del gas con el que se produce la electricidad, una ayuda a los carburantes y un límite en el precio de la bombona de butano.

Desde el sector energético consideran que, en este cambio de planes, el Gobierno ha reculado porque ahora “la gran obsesión es la inflación”, destacan a Voz Pópuli. Sin embargo, el Ejecutivo socialcomunista sigue apostando con este nuevo plan por las subvenciones, como hace con la factura de la luz, en lugar de reducir cualquiera de sus múltiples impuestos.

Así, entre las medidas anunciadas por Sánchez, destaca la congelación del precio de la bombona de butano que se mantendrá en 19,55 euros –el precio fijado en la última revisión del 12 de mayo– hasta fin de año; la prórroga de la bonificación extraordinaria de 20 céntimos por litro de combustible hasta el 31 de diciembre de 2022; y el límite al gas que establece un precio máximo de venta a la electricidad de las centrales que usan gas o carbón en su producción.

+ en
.
Fondo newsletter