«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Berlusconi deportará a 600.000 inmigrantes ilegales si es elegido presidente

El líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi

Berlusconi, líder de Forza Italia, ha abundado en su intención de construir una Italia más segura para sus habitantes si gana las elecciones.


El exprimer ministro italiano y actual líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, parece haber comprendido cuál es el debate en torno al que gira hogaño la política europea (soberanismo vs globalismo). No en vano, en sorprendentes declaraciones que debemos enmarcar en un contexto preelectoral, ha expresado su propósito de expulsar del país transalpino a 600.000 inmigrantes.
‘La cuestión migratoria es extremadamente seria, ya que hemos acogido en Italia a 630.000 inmigrantes de los que sólo 30.000 gozan de derecho de asilo. Los otros 600.000 constituyen una bomba social que puede explosionar en cualquier momento, pues están viviendo del crimen’, ha aseverado el controvertido magnate.
En este sentido, Berlusconi ha abundado en su intención de construir, si gana las elecciones, una Italia más segura para sus habitantes. ‘Cuando estemos en el Gobierno, dedicaremos más recursos a la seguridad. Aumentaremos la presencia policial y recuperaremos el programa de Calles Seguras. Nuestros soldados patrullarán las calles junto a los policías’, ha manifestado el candidato de Forza Italia, indiferente a las críticas que puedan suscitar sus palabras.
Asimismo, Berlusconi, cuyo partido se ha coaligado con Liga Norte y Fratelli d´Italia para los comicios del mes de marzo, ha incidido en la necesidad de que Italia recupere, tras años de perfil bajo, un lugar prominente en el seno de la Unión Europea: ‘Ahora, Italia no cuenta nada en Bruselas y en el mundo. Haremos que vuelva a contar’.
Con la propuesta de deportar a 600.000 inmigrantes, el magnate ha ido aún más lejos que el líder de Liga Norte, Matteo Salvini. No en vano, éste propuso la pasada semana expulsar a 500.000 inmigrantes ilegales en los próximos cinco años.

El asesinato de Pamela Mastropietro

Berlusconi ha pronunciado las ya citadas declaraciones en un contexto enrarecido, oscurecido, por el terrible asesinato de la adolescente Pamela Mastropietro: su cuerpo apareció en una maleta completamente despedazado. De acuerdo con las primeras investigaciones, el crimen habría sido perpetrado por un nigeriano de 29 años, Innocen Osegahle, que dedicaba su tiempo al tráfico de drogas y que permanecía en Italia ilegalmente.
El asesinato de la joven provocó la inmediata reacción del líder de Liga Norte, que se sirvió de sus redes sociales para expresar desasosiego e indignación: ‘En Italia debes respetar las reglas y expulsar a los inmigrantes que carezcan de permiso de residencia y que, además, vivan del tráfico de drogas’, manifestó Salvini, quien añadió que ‘la izquierda tiene las manos manchadas de sangre’.
Las elecciones italianas se celebrarán el próximo cuatro de marzo, y todo apunta a que en ellas se impondrá esa alianza de partidos (Forza Italia, Liga Norte y Fratelli d´Italia) que aboga por una política más severa en lo que a inmigración se refiere. La otra opción, si atendemos a los sondeos, es que gane los comicios el Movimiento 5 Estrellas, de marcado cariz euroescéptico.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter