«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El barco 'contra los refugiados' responde a las acusaciones de la prensa globalista

Acusados de xenófobos, señalados por tratar de hundir las embarcaciones de los inmigrantes y en el punto de mira mediático. Generación Identitaria da réplica a todas estas acusaciones en La Gaceta.

«Nuestro objetivo es concienciar del problema, denunciar el negocio de las mafias y la actitud de algunas ONG», responde Javier Hernández cuando se le pregunta acerca de las intenciones del barco. El pasado mes de junio, Generación Identitaria fletaba una nave para «patrullar» el Mediterráneo con el objetivo de evitar la llegada de más inmigrantes a las costas europeas. O eso dijo la prensa, que acusó al grupo de tratar de «hundir» sus embarcaciones.
Básicamente, Defend Europe es una iniciativa que pretende cerrar Europa a la entrada de migrantes y devolverlos al país del que huyen para «solucionar los problemas en su propio territorio». Una postura contraria a los postulados de Bruselas que les ha costado no pocas críticas en la prensa globalista.
«Queremos denunciar la actitud de los políticos, que están llevando a cabo un servicio de taxis«, asegura Hernández, que cree que el modus operandi utilizado por los gobiernos «no es normal ni lógico».
Desde Generación Identitaria subrayan estar a favor de la recepción de «refugiados reales», pero denuncian que lo que realmente se está produciendo es un «movimiento de migrantes económicos». «Si vemos una embarcación con problemas no dudaderemos en ayudarla y poner a todos los tripulante a salvo», añaden.
«Entendemos que nadie marcha de su casa con gusto y somos partidarios de buscar la solución en el origen, pero debemos frenar esta oleada», sentencia Hernández.

‘Existen muchos intereses ocultos’

Cuando a Hernández se le pregunta acerca de los beneficiarios de este proceso responde que «hay muchas instituciones mundialistas que hablan de los países o de la Unión Europea pero se olvidan de la identidad y la cultura propias de cada pueblo europeo». «Desde Generación Identitaria queremos fomentar una labor humanitaria sobre el terreno, alcanzando acuerdos con Libia para que las personas puedan vivir en sus países de origen», añade.
«Hay grandes interesados en sustituir la mano de obra vieja por una mucho más barata y joven. Es un experimento planificado donde la identidad y la diversidad no tienen ningún valor. Ellos sólo ven mano de obra«, asevera.
Hernández recuerda que «las desgracias del mundo no caben en una casa» y pide que desde Bruselas se fomenten «políticas de natalidad y en favor de la familia».

La realidad libia

Occidente alentó y financió movimientos «revolucionarios» en Oriente Medio y Próximo sin valorar las consecuencias posteriores. Cinco años después de la muerte de Gadafi no queda ni rastro de aquel país que un día se llamó Libia.
«200 euros los más débiles, los otros te los dejo en 500». Secuestrados y vendidos como esclavos. Este es el destino final de muchas de las personas que llegan a la zona para cruzar el mar Mediterráneo atraídas por las ofertas de las mafias migratorias que operan con total libertad en aquel país que un día se llamó Libia, hoy convertido en una extensión de terreno sin orden ni gobierno.
Un informe de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), agencia que pertenece a las Naciones Unidas, alertó de la existencia de “mercados de esclavos” en Libia, donde se “venden como mercancía” inmigrantes indocumentados y refugiados que llegan desde los países subsaharianos.
“Lo que nos preocupa es que los migrantes son vendidos. Vender seres humanos se ha convertido en una tendencia entre traficantes a medida que las redes de las mafias se han reforzado cada vez más en Libia”, señaló en rueda de prensa el jefe de misión de la OIM para ese país, Othman Belbesi.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer más…

‘Un país que no puede proteger sus fronteras no es un país’
La Justicia europea abre la veda para deportar a miles de refugiados
La vida en las ciudades europeas: ataques con ácido y peleas con machetes

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter