«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TAMPOCO PERMITIRÁ QUE SE DISTRIBUYA LECHE SINTÉTICA

El Gobierno italiano se pone al frente de la cruzada contra la carne sintética en Europa

Carne Sintética. Fratelli d'Italia.
Carne Sintética. Web de Fratelli d'Italia.

Hace casi un año, el 29 de marzo de 2023, el recién elegido entonces Gobierno de Giorgia Meloni, en Italia, se convertía en el primer Ejecutivo comunitario en prohibir la venta y producción de la carne sintética. En noviembre, el pleno de la Cámara italiana aprobó definitivamente la ley. Ahora, el país ha dado un paso más y se ha convertido en el líder europeo en esta cruzada contra la carne fabricada en laboratorio con células de animales, a la que se han sumado Francia y Austria.

Francesco Lollobrigida, el ministro de Agricultura de Meloni y responsable del Proyecto de Ley gracias al cual se prohibió la «carne in vitro» hace diez meses en el país, encabeza ahora los movimientos en el seno de la Unión Europea para pedir más análisis y controles de este tipo de productos. En concreto, el lunes presentó junto a los ministros francés y austríaco, una petición ante el Consejo de Agricultura de Bruselas, que se celebró este martes y estuvo finalmente centrado en las protestas de los trabajadores del campo que están teniendo lugar de manera simultánea en varios países como Holanda, Francia, Polonia o Alemania y a las que se unirán en los próximos días los agricultores españoles.

El documento estaba, además de firmado por los tres Estados, apoyado por República Checa, Chipre, Grecia, Hungría, Luxemburgo, Lituania, Malta, Rumanía y Eslovaquia y pedía «una consulta pública completa sobre la carne cultivada en un laboratorio» y que se realizara una «evaluación de impacto integral y basada en hechos antes de cualquier autorización» de su comercialización en Europa.

A la vez, Fratelli d’Italia emitía una nota felicitando a su ministro por lograr, según su valoración, ser «líder en Europa en la protección de la salud de los ciudadanos», y afirmaba que «nuestra nación está liderando el camino en países como Francia y Austria, que hoy envían un documento conjunto a la UE sobre la amenaza que representa la carne cultivada».

Y es que la carne sintética se fabrica a partir de células animales que se biopsian y después se cultivan en el suelo. A partir de un solo cultivo, se pueden llegar a producir diez toneladas en pocas semana. La ingesta de un producto basado en la multiplicación celular genera todavía muchas dudas dentro de la comunidad científica e incluso dentro de la propia industria cárnica acerca de su seguridad, sobre todo a medio y largo plazo, ya que no se cuenta con estudios al respecto. Las células madre embrionarias no humanas tienen un potencial regenerativo ilimitado, por lo que en el futuro el consumo de este producto podría producir tumores o mutaciones genéticas.

En el lado opuesto a Italia, hay países que se han adelantado y ya han dado luz verde tanto a la producción como al consumo. Singapur fue la primera nación del mundo en introducir y vender carne cultivada en 2020. En concreto «bocaditos de pollo rebozado» elaborados con las mencionadas células animales y proteína vegetal.

En 2022 Estados Unidos autorizaba también la venta de falsa carne de pollo de las empresas Upside Foods y Good Meat —ambas pertenecientes a la matriz de Eat Just, la misma empresa pionera en los bocaditos de pollo vendidos en Singapur—.

Hace tan solo seis días, el 18 de enero, el Ministerio de Sanidad de Israel comunicaba la autorización para la comercialización de carne cultivada en laboratorio de la empresa local Aleph Farms Ltd., la primera a nivel mundial que comienza a vender carne falsa que no imita a la del pollo sino teóricamente, al vacuno.

A estos países quiere unirse próximamente España, que ya cuenta con uno de los laboratorios más grandes de carne «in vitro» de Europa. La factoría de la empresa vasca Biotech Foods, se encuentra en San Sebastián y recibió a principios del pasado año una inversión del Gobierno regional de 2.692.505 euros del total de los 30 millones necesarios para el proyecto. Planea comenzar a vender sus productos a lo largo de 2024.

+ en
.
Fondo newsletter