«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Hungría se ha mostrado abierta a aceptar un «acuerdo financiero» para Ucrania

Los líderes de la UE esperan despejar hoy el veto de Orbán a la adhesión de Ucrania

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Europa Press

Los líderes de la Unión Europea aspiran este jueves y viernes a preservar la unidad para acordar la apertura de negociaciones de adhesión con Ucrania, sorteando el veto que plantea el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, que se ha mostrado partidario de bloquear el apoyo militar y económico a Kiev, así como su entrada al club europeo.

Orbán se ha convertido en el gran protagonista de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del bloque después de semanas amenazando con vetar cualquier decisión sobre Ucrania, incluyendo la apertura de negociaciones con Kiev. Budapest alega que la política de Bruselas en plena guerra de Ucrania con Rusia no está funcionando y tiene que someterse a ajustes. Además, critica una supuesta discriminación a la minoría húngara en el oeste de Ucrania y considera que el país no está preparado para que la UE abra negociaciones de ingreso.

En las últimas horas, Hungría se ha mostrado abierta a aceptar un «acuerdo financiero» para Ucrania, si bien ha dejado claro que no contempla levantar el veto para dar ‘luz verde’ a las conversaciones de adhesión, que considera una «línea roja».

En el encuentro entre la UE y los Balcanes que ha servido de antesala de la cumbre, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha llamado a tomar decisiones y ser «audaces». «Trabajamos día y noche para tomar decisiones positivas», ha argumentado, adelantando que la cumbre de líderes se avecina «compleja», pero será una cita «importante» para la UE.

Así, ha insistido en la relevancia de mantener la unidad europea en un asunto como Ucrania en el que «hay que tener en cuenta todas las sensibilidades». «Espero la discusión y poder escuchar a Orbán. Estamos en un momento decisivo en el que debemos respaldar a Ucrania de forma unida como hasta ahora», ha defendido por su parte el primer ministro belga Alexander De Croo.

Mientras, su colega estonia, Kaja Kallas, ha llegado a la cita insistiendo en que el espíritu de la cumbre debe ser siempre «alcanzar un compromiso», aunque ha admitido que en este momento no es optimista sobre la perspectiva de acordar la ayuda a Ucrania, las nuevas sanciones contra Rusia y los pasos en la adhesión de Ucrania, este último punto una «línea roja» para Budapest.

+ en
.
Fondo newsletter