«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con el propósito de unir a Italia

Meloni logra unos índices históricos de popularidad tras cumplir 100 días al frente del Gobierno italiano

Giorgia Meloni. Reuters

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, ha cumplido ya más de 100 días en el cargo y lo ha hecho con unos índices de popularidad y de apoyo (46%) que nunca antes había tenido un jefe del Ejecutivo italiano y que suponen un récord en Europa, y con el mismo mensaje con el que ganó los comicios del 25 de septiembre: unir a Italia y lograr una nación en la que todos tengan los mismos derechos, servicios y atención.

«¿Podríamos haber hecho más? Siempre se puede hacer más, pero estoy satisfecha de que no haya pasado un sólo día sin haber intentado dar al menos una respuesta». Así se manifestó Meloni en un vídeo publicado por los primeros 100 días en el cargo. «Hemos comenzado a defender nuestras fronteras de los traficantes de personas y proyectamos a Italia como una nación que vuelve a ser un actor internacional de referencia», agregó.

Uno de los puntos importante de su acción de gobierno ha sido precisamente la firmeza frente a la inmigración ilegal, restringiendo la actuación de las entidades cómplices del tráfico de personas y obligando a que los barcos de las ONG únicamente puedan actuar con fines de salvamento y bajo la tutela de las autoridades, y frente a la mafia. Un centenar de efectivos detuvieron el pasado mes de enero en la isla de Sicilia al jefe mafioso Matteo Messina Denaro, considerado uno de los últimos grandes padrinos de la Cosa Nostra y prófugo de la Justicia desde hace tres décadas. «Los italianos se lo agradecen de todo corazón a los agentes de seguridad», aseveró el Ejecutivo tras la complicada operación. En esta línea, el Gobierno aprobó una disposición que permite la persecución de oficio de delitos con el agravante de método mafioso o de finalidad terrorista o subversiva.

La estabilidad gubernamental ha provocado una subida del 20% en la bolsa y el anuncio por parte del Banco de Italia de una fuerte recuperación económica en la segunda mitad de este año. Así, ha establecido el principio de que aquellos que no pueden trabajar «deben tener asistencia», pero aquellos que pueden trabajar «deben tener trabajo». La apuesta por la empresa y las ayudas a las familias y a los padres «que traen hijos al mundo» ha sido otro eje de sus políticas.

En Europa se ha mantenido la línea anterior. Meloni viajó a Bruselas para verse con los máximos responsables de las instituciones de la Unión Europea, unos encuentros en los que pudo «desmontar la narrativa construida» contra su mandato. «Hablar directamente con las personas puede ayudar a desmontar lo que se había construido sobre la que suscribe y sobre el Gobierno italiano. No somos marcianos, somos personas que defienden sus posiciones», dijo, antes de asegurar que había viajado «para dejar clara su disposición a participar, colaborar y defender los intereses nacionales dentro de la Unión Europea».

Su ley de presupuestos incluye 21.000 millones para bonificaciones fiscales para ayudar a las empresas y los hogares a hacer frente a la crisis energética; un incremento de las pensiones mínimas; y un bono social para las rentas más bajas. El Ejecutivo ha logrado además que caiga el precio del gas en Italia de manera significativa –más de un 34% respecto al mes de diciembre de 2022–. La propia Meloni, a favor de relanzar la extracción de gas en el país, acordó en enero en su visita a Argelia la construcción de un nuevo gasoducto de casi 300 kilómetros que incluirá gas, hidrógeno, amoniaco y electricidad, y que convertirá al país magrebí en su principal suministrador de energía, una decisión que ratifica la importancia estratégica de Argelia para Italia.

En los 100 días ha apostado por la soberanía alimentaria, ha aprobado un proyecto de ley para el cuidado y la atención de las personas mayores que reconoce su derecho a recibir cuidados paliativos en sus propios domicilios –sin tener que acudir a un centro hospitalario– y ha hecho una revisión para lograr un Estado «más ágil y eficiente» que dé respuestas inmediatas a las víctimas de catastrofes naturales. hechos como avalanchas o terremotos».

+ en
.
Fondo newsletter