«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
en las instituciones del Estado

Un académico izquierdista polaco pide al nuevo Gobierno que viole la Constitución y purgue a los conservadores

Donald Tusk. Europa Press

El progresismo no hace prisioneros y pocas cosas le gustan tanto como una buena purga. Y ahora que los globalistas han formado una precaria coalición de gobierno con Donald Tusk a la cabeza, están decididos a que sus rivales no vuelvan al poder.

Así, Wojciech Sadurski, «experto» en derecho constitucional y profesor en el Centro para Europa de la Universidad de Varsovia, ya ha pedido al Gobierno «un esfuerzo decidido» para limpiar el Estado polaco de los elementos del partido hasta ahora gobernante, Derecho y Justicia (PiS). Diga lo que diga la Constitución. Porque para este profesor de Derecho Constitucional, violar la Constitución está justificado si ayuda a «limpiar» a los conservadores a los que, añade, no se les debe permitir volver jamás al poder.

Sadurski acusó al exprimer ministro del PiS Mateusz Morawiecki de usurpar el poder al intentar formar un gobierno cuando su partido no tenía una mayoría para hacerlo. Sin embargo, a pesar de las afirmaciones de Sadurski, según la Constitución, es el presidente de Polonia quien tiene el primer derecho a nominar a un primer ministro y, si el candidato no logra obtener la mayoría, ese derecho se transfiere al Parlamento. Esto es lo que ocurrió y Donald Tusk fue elegido primer ministro.

El académico apeló a «un esfuerzo decidido» para limpiar al Estado polaco del PiS independientemente de la Constitución, diciendo que quienes redactaron la Constitución «no habían previsto que los bárbaros la derrocarían» y, por lo tanto, restaurarían su disposiciones.

Cuando se le preguntó en qué áreas debería violar la Constitución el nuevo Gobierno de izquierdas, Sadurski respondió: «El Tribunal Constitucional, el Consejo Nacional del Poder Judicial, el Consejo Nacional de Medios de Comunicación, el Consejo Nacional de Radiodifusión: todas estas son instituciones tan profundamente pervertidas por los autoritarios, ahora será difícil arreglarlos de manera democrática, de acuerdo con la letra de la ley».

Declaró que el Tribunal Constitucional, el Consejo Judicial Nacional y los órganos que regulan los medios públicos de Polonia se han vuelto «depravados» y deben ser controlados por cualquier medio necesario sin tener en cuenta las sutilezas legales. «Los demócratas no podemos convertirnos en rehenes de quienes violaron la constitución», concluyó Sadurski.

+ en
.
Fondo newsletter