'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Y ahora las religiosas (I)

Situación tan mala o peor que la de los religiosos. Muchas al borde de la muerte o en decidido camino a ella. Y a muchísimas no las identificas por su aspecto exterior. Como a los religiosos. Aunque en estas se da un caso distinto. Si ves a un religioso camuflado, no sabes si lo es o si se trata de un camionero, un alto ejecutivo, que también los hay, o un simple administrativo de banca o un vendedor de seguros. A muchas de las religiosas deshabitadas si te las encuentras no tienes la menor duda: eso es una monja. No hay nadie, o casi, que sin serlo vaya tan estrafalariamente vestida. 

En la mayoría de los religiosos el aseglaramiento ha sido una opción personal. En las monjas menos. Obedecieron a sus superioras, se dejaron engañar por sus confesores, creyeron que así se iban a comer el mundo… Y ya ven lo que se han comido. Ni un rosco.

Creo que también entre las aseglaradas hay mucha mejor gente que entre ellos. Aunque seguramente de menos luces. O casi ninguna. Se encontraron en esta situación, no pocas, con la mejor de las intenciones. Aunque vilmente engañadas. Y muchas intentan seguir su vocación con entrega incluso generosísima y hasta con oración. Aunque también las haya, generalmente en cargos de mando, más malas que la quina.

Y un testimonio de admiración a verdaderas mártires. Me emociono cuando en un numeroso grupo de mundanizadas aparece alguna con el santo hábito. La de presiones, burlas y canalladas que habá tenido que soportar. Vaya mi testimonio de admiración a esas mujeres fuertes que quieren morir con lo que en su día con tanto amor a Cristo y con tanta ilusión vistieron. Él sin duda se lo premiará.

Comenzaré esta galería con algunas que fueron importantísimas en España. Hoy, no pocas, campo de soledad, mustio collado. Luego vendrán las demás por orden más o menos alfabético. Y limitado a las que tienen alguna presencia en España. Qué el lector saque las consecuencias que quiera. Sólo hay una que me parece estúpida. Que esa ruina es mejor callarla. ¿A quién beneficia el que sigamos en el engaño? ¿Qué no pasa nada? ¿Cuando agoniza la vida religiosa femenina? Yo favores injustificados a Matapelo y Chámame Pepe ni uno. Eso es su responsabilidad. Hora sería ya de que la asumieran.

Me refiero sólo a las religiosas de derecho pontificio. Y con datos tomados del Annuario de la Santa Sede. Si hay protestas, no a mí. Al Maestro Armero que no soy yo.

Sagrado Corazón ( Magdalena Sofía Barat): Fueron las educadoras de la altísima sociedad española. No voy a entrar ahora en su éxito, también patético, con sus educandas. De las primeras secularizadas hasta extremos absolutos. Así les fue. En 1973 eran 6.239, cuarenta años depués apenas quedan 2.361 ancianas. 82 menos que el año anterior. Y ese descenso al abismo sin frenos no tiene la menor traza de reconducirse. Están felices en su suicidio. Han perdido el 63% del instituto y sin la menor reacción ante tan descomunal fracaso. ¿No sería para que Braz de Avís las interviniera? ¿Cree de verdad ese inútil, o ese malvado, que el problema son las Franciscanas de la Inmaculada? La muerte, naturalmente, golpea más a los viejos que a los jóvenes. Y ahí todas son viejas. Los próximos años, y con corta perspectiva, van a ser trágicos para la Sociedad del Sagrado Corazón.

Carmelitas de la Caridad (Vedrunas). Fundación española de aquella gran Santa que fue Joaquina de Vedruna. Y de notable implantación en nuestra patria. En 1973 eran 3,241. en 2013 apenas quedaban ya 1.859. En su mayoría ancianas. 45 menos que el año anterior. Y eso va a ir a más. Tampoco se ve en ellas ningún atisbo de reacción. Siguen felices en su suicidio. Éstas sólo han perdido la minicia del 43% de sus religiosas. Casi «na».  Pues a seguir felices así. La última que eche el cierre y apague la luz.

Compañía de María (Religiosas de la Enseñanza). Meritorísima la labor de las Hijas de Santa Juana de Lestonnac realizada en nuestra patria entre jóvenes de clases medias. Fueron un auténtico referente de bien hacer. Pero también a ellas les llegó el invierno y la mundanización. Con espléndidos resultados. Para el diablo. En 1973 eran 3.120, en 1973 apenas quedaban ya 1.474. 46 menos que el año anterior. Otras que no van a la ruina, porque ya están en ella, sino a la misma muerte. Se han dejado en el camino el 53% de lo orden. Y eso va a más.  

Carmelitas Descalzas (Maravillosas): En el 2007 eran 1.856. En 2013, 1.783. Con una disminución de 37 respecto al año anterior. Han perdido el 5% que para lo que estamos viendo es nada aunque sea en los seis últimos años. 

Carmelitas Descalzas (No Maravillosas): Eran 9.587 en 2007 y quedan 8.988 en 2013. Con una pérdida de 192 respecto a 2012. Estas, en el mismo periodo, el 6% de las que eran. Van muy parejas, con una levísima ventaja en favor de las maravillosas, y con ecxcelentes resultados ambas para lo que está ocurriendo. Sin embargo creo que el futuro es más alentador para las seguidoras de la Madre Maravillas.  Cuando se hizo la división, favorabilísima a las no maravillosas pues bastaba que una religiosa se opusiera para que el carmelo no se integrara con las maravillosas, eso ha dado lugar a que los carmelos de este grupo tengan una media de edad superior al de los de las segregadas. Y eso se va a notar, pienso, en los próximos años.  

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter