«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Las nostalgias de un cura gallego

Joaquín Campo Freire es un sacerdote de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol que fue alguien en la lucha antifranquista y que hoy es una de las últimas reliquias de un pasado que se fue para no volver. La caída del comunismo dejó a muchos en la pura nostalgia y colgados de la brocha. Entre ellos a quien es ya uno de los últimos representantes de aquella mezcla político eclesial que tuvo importancia en España y que ahora es mero recuerdo histórico. Y recuerdo, además, de casi nadie.

Tiene 77 o 78 años y se resiste a desaparecer aunque para todo el mundo sea ya un desaparecido. Seguramente ni el uno por ciento de los lectores de este Blog sepan quien es Joaquín Campo Freire. Aunque a mí me deba que el porcentaje de quienes saben de su existencia no sea todavía menor. Este año le dedique un artículo

https://gaceta.escigona/dinosaurio-vez-equivoco-sitio-24052014-1319

y ahora le traigo por segunda vez. Si hasta debería darme las gracias.

La vez anterior daba cuenta del extraordinario éxito de las ideas y los amigos de este cura. Convocan un acto de reivindicación histórica, política y sindical y se encontraron con que no llegaron ni a cien personas quienes acudieron. En él Joaquín Campo tuvo una actuación destacada. Como si fuera la figura más representativa de aquel fracaso.

Hoy leo en Irimia que hace una entrevista a un tal vez destacado sindicalista y activista político, comunista por supuesto, también tan desconocido del público como el entrevistador. Dos abuelos Cebolleta que se reunen para contarse sus batallitas que ya no interesan a nadie. Apenas a ellos. Porque la enorme tragedia de esa gente es que se van sin dejar a nadie detrás. ¿Qué son hoy los partidos comunistas en toda Europa? Mero recuerdo de un pasado no muy lejano en el que tuvieron notable protagonismo.

Un cura no pinta nada en esos funerales. Pero es que Joaquín Campo Freire no pinta nada de cura. Es un problema para su diócesis aunque ya le quede poco tiempo de mal ejercicio clerical. No le limito para nada sus años de vida que me traen sin cuidado. Por mí que sean muchísimos. Los que no me gustan son los de cura. Y de esos ya pocos le quedan. En activo. Cuanto antes se jubile, mejor. Para la diócesis. Que se reuna luego con sus colegas de aventurillas y de ilusiones, que quedan cada vez menos, me parece muy bien. Y podrán decir aquello de que contra Franco vivíamos mejor.  

http://irimegos.wordpress.com/2014/09/06/conversa-con-rafael-pillado-lista-directivo-da-asociacion-fuco-buxan/#more-3379

TEMAS |
.
Fondo newsletter