'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

A mí me parece insuficiente lo de los agustinos de Valdeluz

En primer lugar no es normal, o no debería serlo, que en un colegio de religiosos un profesor exreligioso sea un presunto abusador de niñas. Parece imposible que unos sucesos así, que presuntamente ocurrieron con un número considerable de niñas, hayan tenido lugar sin que se enterara nadie. Ello indica, en mi opinión, que en el citado centro no hay un mínimo de vida de piedad, dirección espiritual, confesiones, formación religiosa… Porque si hubiera algo de eso, por poco que fuere, alguna de las niñas implicadas habría dicho algo. Y no se me invoque el secreto de confesión porque ante esas enormidades hay modos de obviarlo. Como pedir autorización al penitente para hacer uso de su confesión, dando el nombre de la joven o callándolo, solicitarle  que concluida la confesión le vuelva a contar el caso ya fuera del sacramento, o simplemente abriendo unos ojos que no deberían haber estado tan cerrados. 

Por lo que refiere la prensa, el director y el jefe de estudios, ambos agustinos, aunque el primero alegara no tener noticia de los abusos, eran conocedores de tan asquerosos hechos pues el jefe de estudios se dice que lo reconoció. Y además también da la impresión de que llovía sobre mojado pues anteriormente otro agustino, creo que también director en su día del centro, se ha visto mezclado en hechos semejantes. Los nombres de los presuntos implicados los han dado los medios. E incluso con fotografías.

El centro, léase la orden agustina, ha publicado una serie de comunicados a mi entender absolutamente insuficientes. Porque la orden a estas alturas sabe ya perfectamente cual ha sido el grado de participación de los dos frailes en los hechos. Y no me parece que haya reaccionado como debería. Porque si ambos no se enteraron de nada, bien está que los destituyan de sus cargos por ineptos, pero por el honor de los dos, y de la propia orden, a defender a muerte su inocencia como asquerosos encubridores. Y si tienen constancia de que eran conocedores de los abusos, si no de todos al menos de que algunos existían, me parece que estamos ante un sucio corporativismo a la luz de los comunicados. O más bien ante las tinieblas de los mismos.

Porque si esos frailes encubrieron el abuso sexual de un profesor, exfraile para más inri, esán sobrando en la OSA. Entiendo que la secularización lleva un tiempo y requiere un protocolo. Pero ese silencio sobre dos personas de la misma huele fatal. Hora es ya de que aparezca el comunicado necesario. Que sólo puede decir dos cosas. Hasta tres. La primera, que sería la deseable. es que no ha ocurrido nada. Todo ha sido un montaje contra un profesor, dignísimo, y que ha sido calumniado. La segunda, penosa para el centro, sería reconocer los abusos pero descartando todo conocimiento por parte de los religiosos. En ese caso bien está la destitución por ineptos pero no hay motivo para ser expulsados de la orden agustiniana. En la que zotes habrá unos cuantos. Y si conocieron los hechos esas personas no pueden seguir siendo frailes. Y en el caso de que la secularización requiriera más trámites, declarar que así se ha propuesto al organismo competente para que ello ocurra.

Y eso es lo que no hemos visto en los comunicados de la orden. A la espera tal vez de qe los tribunales civiles determinen la responsabilidad de los imputados. En lo que puede ocurrir de todo. Que prescriban los delitos si los hubiere, que la defensa consiga una absolución por falta de pruebas, que…  La justicia humana puede cometer errores. Hasta condenar al inocente o absolver al culpable. La eclesial también. Pero si los agustinos llegaran al convencimiento de que esos dos frailes encubrieron los hechos en cuestión, cosa que no me creo que hoy no sepan, sea favorable o incriminatorio ese convencimiento, pues a respaldarlos o a librarse de ellos. Y ese es el comunicado que falta. Y el que ya tendría que existir. Por el bien de la Iglesia y de la orden. Porque de momento de tolerancia cero parece que no hay nada. O más bien mucho de tolerancia toda. Al menos por ahora. 

Y en el caso de que ambos fueran condenados por los tribunales civiles y después. o antes,  la Iglesia les secularizara sería un error que les contrataran luego como profesores de literatura, matemáticas o música. Con la música a otra parte. 

http://www.abc.es/madrid/20140224/abci-nueva-junta-valdeluz-201402232151.html

http://www.elmundo.es/madrid/2014/02/24/530a6cfe268e3ec94a8b4575.html

 

  

 

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter