«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Los participantes rechazan su afirmación

El presidente de la COP28: «La ciencia no avala que la reducción de combustibles vaya a cambiar el clima»

Sultan Al Jaber. Europa Press

No es que sea, precisamente, el primero en gritar que el rey está desnudo en esto del formidable negocio del cambio climático, pero sí el que lo ha hecho en la ocasión más inoportuna y desde la posición más visible.

Mientras millares (literalmente) de jets privados aterrizaban en Dubái para la Cumbre del Clima COP28 para explicarnos por qué no vamos a poder usar nuestro coche o comer carne y John Kerry se comprometía a cerrar todas las plantas de carbón de Estados Unidos para luchar contra el calentamiento global en un momento en que Europa amanece cubierta de nieve, el responsable de todo ese tinglado, el emiratí Sultan Al Jaber suelta la bomba: no hay «ciencia» que respalde el mito mil veces repetido de que eliminar el uso de combustibles fósiles vaya a limitar el calentamiento global a 1,5 grados.

En el vídeo publicado recientemente, obtenido por el británico The Guardian, el sultán respondía a las preguntas de Mary Robinson, expresidenta de Irlanda, miembro de la ONG internacional The Elders y exenviada especial de la ONU para el cambio climático.

Según Robinson, «estamos en una crisis absoluta que está perjudicando a las mujeres y a los niños más que a nadie… y se debe a que todavía no nos hemos comprometido a eliminar gradualmente los combustibles fósiles». Y, dirigiéndose a Al Jaber: «Esa es la única decisión que la COP28 puede tomar y, en muchos sentidos (…) podrías tomarla con más credibilidad».

Al Jaber respondió: «Acepté venir a esta reunión para tener una conversación sobria y madura. No voy a sumarme de ningún modo a un debate alarmista. No existe ninguna ciencia, ni ningún escenario, que diga que la eliminación progresiva de los combustibles fósiles es lo que permitirá alcanzar un aumento máximo de 1,5° grados centígrados».

Y añadió: «Por favor, ayúdenme, muéstrenme la hoja de ruta para una eliminación gradual de los combustibles fósiles que permita un desarrollo socioeconómico sostenible, a menos que quieran llevar al mundo de nuevo a las cavernas».

El vídeo de la sesión de preguntas y respuestas tuvo lugar el 21 de noviembre, pero no apareció hasta el domingo. Por supuesto, los participantes en la cumbre pusieron el grito en el cielo pero, por lo demás, todo continuó según el plan: más control y más pobreza. Para usted, naturalmente. John Kerry, enviado presidencial especial para cuestiones climáticas, anunció el sábado que Estados Unidos se ha comprometido «orgullosamente» a no construir nuevas plantas de carbón y a deshacerse por completo de las existentes.

«Para cumplir nuestro objetivo de obtener electricidad 100% libre de contaminación por carbono para 2035 debemos eliminar progresivamente el carbón», dijo Kerry en una declaración en la que anunció que Estados Unidos se unió oficialmente a una coalición de otros 56 países planean deshacerse del carbón en nombre del cambio climático.

Y luego está el rey Carlos III de Inglaterra, que tuvo la delicadeza de no repetir que sólo nos quedan 96 meses para evitar un «colapso irrecuperable del clima y del ecosistema», más que nada porque ya lo dijo en 2009, y estamos acabando 2023. Pero sí hizo un discurso básicamente comunista en el que abrazó la causa disparatada del Net Zero que, como diría Sultan Al Jaber, Alá le guarde, sería literalmente una vuelta a las cavernas.

+ en
.
Fondo newsletter