«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
en marzo se harán públicos los resultados de la primera votación preliminar

La Conferencia Episcopal se prepara para elegir un nuevo presidente entre especulaciones sobre los posibles candidatos

El Papa Francisco recibe en Roma a los obispos de la Conferencia Episcopal Española. Europa Press.

A comienzos de marzo, la Conferencia Episcopal Española se reunirá en su Asamblea General para elegir un nuevo presidente. Después de cuatro años al frente del episcopado español, el cardenal Juan José Omella se despide del cargo a sus 77 años, y muchos corrillos de la Iglesia especulan ya sobre su futuro sucesor.

A diferencia de anteriores ocasiones, fuentes de la Conferencia Episcopal han explicado que esta vez se harán públicos los resultados de la primera votación preliminar, antes de la definitiva, que se tomará entre el 4 y el 10 de marzo. Para lograr una mayor transparencia, los católicos conocerán qué prelados podrían presidir la asamblea de obispos españoles.

Aunque todo parecía indicar que el sucesor de monseñor Omella sería el cardenal José Cobo, las últimas informaciones apuntan todo lo contrario. El joven cardenal de 58 años, arzobispo de Madrid, se ha alejado de la quiniela porque «aún no ha llegado su momento». Un momento que el Papa Francisco ha acelerado tras su ascenso desorbitado en tan solo tres meses.

Eso, sin embargo, no quita que la dupla Omella-Cobo esté trabajando en varias candidaturas para presidir la Conferencia, a través de obispos próximos a los dos purpurados españoles. Según fuentes conocedoras, monseñor Cobo y monseñor Omella barajan tres perfiles: el obispo de San Sebastián, monseñor Fernando Prado Ayuso; el obispo de Teruel, monseñor José Antonio Satué; o el obispo de Bilbao, monseñor Joseba Segura.

Tres nombres discretos, no muy conocidos por los fieles españoles, a los que se añade otra terna de dos, como posibles candidatos alternativos: el obispo de Zamora, monseñor Fernando Varela; y el obispo de Plasencia, monseñor Ernesto Brotons. Los cinco candidatos tiene algunas características apreciadas en Roma, puesto que son obispos jóvenes y todos ellos se enmarcan dentro de la línea marcada por el Papa Francisco, precisamente exportada a España por el cardenal Omella primero y ahora por monseñor Cobo.

.
Fondo newsletter