«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La corrupción invisible

Imagen de una marioneta | Flickr CC Dairo Cervantes

De Valencia a Damasco. Más cuestiones asombrosas -y en este caso trágicas- que se cuecen en el mundo sin que casi nadie profundice en el análisis.

«Todos los partidos se financian de la misma forma, es un secreto a voces»’. Estas palabras fueron pronunciadas por Francisco Correa el pasado mes de febrero durante su comparecencia en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre la presunta financiación irregular del Partido Popular. Ya entonces, el PP -sin duda con más que una vergüenza que esconder- pidió una comisión algo diferente, una que analizara la financiación de ‘todos los partidos’. Y ‘todos los partidos’, menos el PP, claro, dijeron que no.
No pasa nada, siempre hay periódicos dispuestos a destapar las vergüenzas de ‘todos los partidos’… ¿o no? Parece que no, porque de la presunta trama de financiación irregular que afecta al partido socialista de la Comunidad Valenciana se dice entre poco y nada. Es la corrupción invisible que, sorprendentemente, tiene más de una semejanza con la mediática Gürtel de los populares. Vean:
Se investiga al PSPV y al Bloc por la supuesta financiación ilegal de la campaña de las autonómicas de 2007, a las que concurrieron Joan Ignasi Pla y el actual presidente de las Cortes, Enric Morera.
Los delitos investigados son, además de los electorales, prevaricación, falsedad documental continuada y malversación de caudales públicos entre los años 2007 y 2011. A pesar de que la posible financiación ilegal de la campaña haya prescrito, los otros delitos no. La Policía lleva investigando la presunta trama desde 2016 y la Justicia incoó diligencias hace más de un año. Sin embargo, la noticia se filtró a la prensa en 2018, casi dos años después. Y así hasta cinco claves para entender este caso asombrosamente invisible de presunta corrupción.

Cinco claves para entender la ‘Gürtel’ del PSOE valenciano

El casus belli

Y de Valencia a Damasco. Más cuestiones asombrosas -y en este caso trágicas- que se cuecen en el mundo sin que casi nadie profundice en el análisis. “Con la precisión de un reloj suizo y como habían profetizado fuentes del Alto Mando ruso, fue insinuar Trump que ya iba siendo hora de sacar hasta el último soldado americano de Siria cuando el régimen de Assad, con la guerra ganada, lanza un ataque químico sobre civiles en Duma, el último bastión que mantienen los rebeldes. Es un caso extremo de reincidencia suicida, ¿no les parece?”. Es el primer párrafo del análisis que firma Carlos Esteban y que, como es habitual, lanza preguntas inevitables que obligan al lector a cuestionarse si el manejo de aquellos hilos de los que hablábamos el otro día, de los hilos de la marioneta, no empieza a ser demasiado evidente… hasta para nosotros, pobres mortales.

El destructor americano Donald Cook y la 'reincidencia suicida' de Siria

TEMAS |
.
Fondo newsletter