«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Si el vaso no está limpio…

“Si el vaso no está limpio, lo que en él se derrame se corromperá”. Histórica cita que nos viene perfecta para hablar de lo que pasa en los partidos políticos.


Dijo Horacio que “si el vaso no está limpio, lo que en él se derrame se corromperá”, y esta histórica cita nos viene perfecta para comenzar la semana. Porque este lunes dedicamos nuestra apertura a tratar de analizar ese fenómeno por el cual políticos de todo signo y color desfilan ante la justicia con la misma frecuencia y naturalidad con la que el resto de los mortales vamos, por ejemplo, a trabajar.
“Sobrevuela una pregunta cada vez que un político enfila los juzgados: ¿Cuándo se corrompió?”, escribe Fernando Paz, para añadir después que quizá se vio atraído por un partido político pensando en hacer carrera; quizá entró como un entusiasta idealista, como un creyente. “De lo que no cabe duda es de que hay personas tan asequibles a la seducción del poder como a la del dinero”.

Del PP al PSOE, pasando por Podemos… un análisis sobre la corrupción 


Pero, más allá del misterio de la corrupción, lo grotesco en lo que a pura actualidad se refiere es que la moción de censura presentada al Gobierno de Rajoy la proponga Pedro Sánchez, secretario general socialista, en nombre de la “dignidad de las instituciones” cuando su partido tiene abiertos 77 casos de corrupción entre los que se cuenta el de los EREs de Andalucía. “El mayor cuantitativa y cualitativamente de la historia de España; cuantitativamente por su volumen, y cualitativamente porque la corrupción andaluza no es el resultado indeseado de la debilidad humana, sino la columna vertebral de un sistema clientelar podrido hasta la médula”.
Basta darse un paseo por las sedes de Partido Popular y PSOE, por el pasado de sus históricos -desde Roldán hasta Bárcenas pasando por Griñán-, para comprobar que el de la corrupción es un problema instalado ya en la raíz de la vida política. También en Podemos, donde, si bien la corrupción económica no puede certificarse -con sentencia judicial en la mano- todavía, sí la moral, con Echenique, Iglesias y Espinar encarnando a la perfección el ‘haced lo que digo, no lo que hago’, pero añadiéndole, además, un punto estrambótico y perverso: el de la ‘legitimación popular’ de su proyecto por medio de consultas presuntamente irregulares. Buenos alumnos de su maestros, y no miramos a nadie. Ni a Chávez, ni a Maduro ni a nadie.

La suma de votos emitidos de la consulta de Podemos da un 100,35%

Irlanda y la libertad

Con una trepidante semana política por delante -las negociaciones entre PSOE, PNV, separatistas catalanes, Podemos y Ciudadanos para vertebrar la moción a Rajoy- dejamos por un momento la actualidad nacional para dar cuenta de una de las peores noticias del fin de semana, noticia que otros medios celebran ya como el triunfo de la libertad. Hablamos del referéndum sobre el aborto en Irlanda. Se trataba de decidir si mantener o no en la Constitución el texto que igualaba en derechos la vida de la madre y la de su hijo no nacido. Decimos ‘igualaba’ porque, tras la votación, Irlanda modificará la Constitución para eliminar esa cívica protección del niño que aún no ha nacido. Si antes sólo se permitía el aborto en caso de peligro para la vida de la madre, ahora Irlanda se unirá al club de países que permiten acabar con la vida de un ser humano porque no es, por ejemplo, genéticamente perfecto. Menuda libertad.

Irlanda dice 'sí' en el referéndum sobre la reforma del aborto

TEMAS |
.
Fondo newsletter