California pierde el 1% de su población en 2021: sus ciudadanos huyen del régimen ‘woke’

los californianos están escapando hacia otros estados de la unión
Una camiseta con la frase 'Continúa siendo woke. Vota'. WIKIMEDIA COMMONS Una camiseta con la frase 'Continúa siendo woke. Vota'. WIKIMEDIA COMMONS

California ha sido durante muchas décadas el epítome del ‘sueño americano’, un paraíso con tiempo inmejorable y una riqueza que le convertiría, si fuera un país independiente, en una de las siete mayores economías del planeta. ¿Por qué, entonces, perdió un 1 por ciento de su población en un solo año, este que termina ahora?

Se resume en un nuevo refrán anglo de nuestro tiempo: ‘If you go ‘woke’, you end up broke’, es decir, el progresismo es la ruina. Y el Estado Dorado lleva demasiado tiempo mereciendo el nombre de República Popular de California.

Porque California no ha perdido uno de cada cien de sus habitantes porque haya descendido tanto la natalidad o aumentado tanto la mortalidad, sino porque los californianos están escapando del régimen ‘woke’ hacia otros estados de la Unión.

La población de California se mantiene en más de 39,5 millones, pero a lo largo de este último año que ahora acaba ha perdido 367.000 habitantes, uno de los declives demográficos más acentuados del país.

Los expertos de la Oficina del Censo han elaborado un informe en el que subrayan que en 2021 “veinte estados y el Distrito de Columbia perdieron residentes por migración neta interna. Las mayores pérdidas en este sentido correspondieron a California (-367.299), Nueva York (-352.185), e Illinois (-122.460). ¿Se les ocurre qué pueden tener en común esos tres estados? Exacto, los tres son empecinadamente demócratas, lo que ha llevado a un deterioro de casi todos los aspectos de la vida social. Por hacernos una idea, son como un remedo a escala nacional y hablando inglés del Grupo de Puebla.

Y este último año, para alegrar aún más el panorama, estos estados demócratas-de-toda-la-vida han dado otra vuelta de tuerca a su inhabitabilidad imponiendo los regímenes más draconianos de la lucha contra la pandemia: mascarillas dobles por doquier, cierres, pase covid y lo que ustedes quieran.

Y no es como si los californianos tuvieran que mirar hacia tierras remotas para ver lo agradable que puede ser la vida en comunidad: tienen vecinos republicanos a los que, por contra, les sonríe la fortuna. De hecho, y siguiendo el mismo informe, los tres estados cuyas poblaciones más se han beneficiado de la migración interior son la Florida de Ron De Santis, Texas y Arizona.

“De los diez estados que más población perdieron entre julio de 2020 y julio de 2021, ocho están gobernados por congresos o gobernadores demócratas, o ambos”, señala el informe. “De los diez estados que más han visto aumentada su población en el último año, nueve están gobernados por gobernadores republicanos y legislaturas dominadas por los republicanos”.

Deja una respuesta