División en el partido de AMLO: un gobernador cercano al presidente ordena la detención del secretario técnico del Senado

Coordinadores del senado denuncian 'abuso de poder'
El presidente socialista de México, López Obrador. Reuters

Se fractura el movimiento de Andrés Manuel López Obrador: el gobernador Cuitláhuac García de Veracruz (de Morena) puso preso al secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado, José Manuel del Río Virgen, quien es el brazo derecho del senador, coordinador de Morena en la Cámara Alta, y aspirante a la presidencia, Ricardo Monreal Ávila.

Este miércoles 22 de diciembre el funcionario Del Río Virgen fue detenido en el municipio de Cosamaloapan, Veracruz. Le fue dictado por un juez un año de cárcel preventiva oficiosa, por supuestamente haber participado en un homicidio, en junio de 2021, perpetrado en contra de Remigio Tovar, quien fuera candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la alcaldía de Cazones de Herrera, según información de la Fiscalía General del Estado (FGE), de Veracruz.

El crimen del que se le atribuye autoría intelectual al secretario técnico del Senado fue cometido el 4 de junio, justo en las horas previas al día de la elección. Antes ya había sido detenida por el mismo delito otra persona: “Omar N”, suplente de Tovar, quien supuestamente habría cometido el crimen para ocupar su puesto.

La reacción por parte de Ricardo Monreal y de Dante Delgado, el líder nacional de MC, no se hizo esperar. El coordinador de Morena en el Senado, Monreal, declaró que no quería confrontaciones con el gobernador de Veracuz, Cuitláhuac García, pero que se debería “liberar a inocentes”. 

Cuestionado sobre si podría iniciarse un juicio político contra el gobernador por este tipo de actos que se consideran injustos con inocentes y contra políticos disidentes, Monreal respondió: “Todavía no lo tocamos. Nosotros queremos ahora sólo buscar que la gente que está inocentemente privada de su libertad pueda recobrar su libertad”.

Sin embargo, sí se habló en la Junta de Coordinación Política del Senado de la posibilidad de promover la “desaparición de poderes” en Veracruz, para lo cual incluso se integró una “comisión plural de investigación” que pueda determinar “la probable existencia de abuso de autoridad y violación al Estado de Derecho por parte del gobierno de Veracruz”.

La Junta condenó la aprehensión de su secretario técnico, así como “el abuso de poder, el uso selectivo de la justicia y el uso faccioso de las instituciones con fines de persecución política”. 

“Nos preocupa la descomposición de la vida pública en el estado de Veracruz, así como el probable abuso de poder en el que está inmersa la entidad”, declaró este órgano senatorial.

Por su parte, el senador Dante Delgado Rannauro, quien es líder nacional del partido Movimiento Ciudadano (MC) y ha sido gobernador de Veracruz, juzgó como un “secuestro político” y un “abuso de poder”, la detención de José Manuel del Río Virgen. 

Dante Delgado dijo que solicitará al Senado investigar los hechos, “para que de proceder, demos inicio a un proceso de desaparición de poderes por alterar el orden constitucional. Veracruz no merece un mal gobierno, los veracruzanos no debemos tolerarlo”. 

En tanto, López Obrador tomó partido, de forma incondicional, por Cuitláhuac. “Es incapaz de cometer una injusticia”, dijo. No obstante, hay señalamientos de cómo ese gobernador ha encarcelado opositores. 

Entre quienes son considerados presos políticos en Veracruz –de acuerdo con información de la Agencia Reforma- están: “Tito” Delfín, quien fue candidato a dirigir el PAN estatal y fue detenido el 29 de noviembre, acusado de “abuso de autoridad y fraude”; Gustavo Díaz, diputado electo del PRI, detenido por portación de armas, al buscar a su hijo, también detenido; Azucena Rodríguez, ex diputada del PRD, acusada de homicidio de Nicanor Martínez, precandidato de Morena en Tihuatlán; Gregorio Gómez, candidato a Tihuatlán por el PRD, detenido por posesión de auto robado, ultrajes a la autoridad y narcomenudeo; Eduardo Casares, empresario y vocero de verificentros, detenido por ultrajes a la autoridad, tras sus protestas contra corrupción; y Rogelio Franco, candidato a diputado del PAN y el PRD por Tuxpan, detenido por ultrajes a la autoridad. 

En marzo de 2021, el gobernador Cuitláhuac promovió la entrada en vigor del “Decreto Número 848” para reformar disposiciones del Código Penal de Veracruz, como el delito de “ultrajes a la autoridad” y los delitos en contra de las instituciones de seguridad pública. Y ahora se observa cómo el “ultraje contra la autoridad” podría estar siendo usado en contra de cualquier opositor. 

“El gobierno de Cuitláhuac García ha utilizado el tipo penal de ultrajes a la autoridad para restringir la labor periodística, el ejercicio de la protesta, el derecho a la libertad de expresión en general y perseguir a sus adversarios políticos, lo que ha valido el rechazo de Colegios y Barras de Abogados así como de organizaciones civiles en materia de los derechos humanos”, escribió el priísta veracruzano Héctor Yunes Landa. 

“Si bien el delito de ultrajes ya era vigente y establece la imposición de seis meses a dos años de prisión –como en el Código Penal de la Ciudad de México- «a quien amenace o agreda a un servidor público en el momento de ejercer sus funciones o con motivo de ellas», la reforma en Veracruz estableció nuevas agravantes que resultan un exceso desproporcionado al aumentar la sanción de 5 a 7 años de prisión, y en el caso de delitos contra las instituciones de seguridad pública, de ¡7 a 15 años de cárcel!”, consideró Yunes en una columna del 21 de marzo pasado.

“Espero que en este caso las autoridades que están analizando el asunto resuelvan con apego a la verdad. Que se esclarezcan los hechos, que se resuelva y haya justicia, eso es lo que pido”, dijo AMLO sobre la detención de Del Río Virgen, en su propagandística conferencia de prensa de las mañanas. 

Y añadió: “A lo mejor no voy a ser objetivo, pero le tengo mucha confianza al gobernador Cuitláhuac García. Creo que es uno de los mejores gobernadores que ha tenido Veracruz en los últimos tiempos. Es incapaz de llevar a cabo una injusticia en contra de nadie, le tengo toda la confianza”, dijo el tabasqueño.

“Deben de tener pruebas, si no no se podría acusar a nadie, si esas pruebas no son contundentes y no son válidas, se va a saber y se tienen que desechar y dejar en libertad a quien está siendo injustamente acusado, en el caso de que no existiera ningún delito”, consideró.

Sobre el respaldo mostrado por AMLO al gobernador de Veracruz en torno a este tema, Monreal declaró que “ahí no se iba a meter”.

No pocos consideran que la detención del brazo técnico de Monreal por parte de un gobernador cercano a AMLO, y el cobijo que da éste a esa investigación, podría ser una forma de presionar al propio líder de Morena en el Senado, ante sus aspiraciones presidenciales, en el contexto de que la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum es vista como la consentida del tabasqueño para sucederlo en su puesto, si es que no decide más bien quedarse él mismo más años, reformando la Constitución. 

Deja una respuesta