PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Consejo de Ministros aprueba la reforma que facilitará papeles a 15.000 menas

modifica el Reglamento de Extranjería para 'facilitar la acogida'
Centro de primera acogida de 'menas' situado en la zona de Casa de Campo (Madrid). Europa Press

El Gobierno ha aprobado este martes un Real Decreto por el que se modifica el Reglamento de Extranjería para que los menas no se queden sin papeles al alcanzar la mayoría de edad y puedan acceder a un empleo.

En concreto, la reforma afectará a 15.000 individuos, 8.000 menas y 7.000 mayores de 18 años [hasta los 23]. «Con este Real Decreto vamos a facilitar la incorporación de estas personas en el mercado de trabajo, que puedan tener una vida independiente, simplificamos la carga administrativa y se ajustan los requisitos a la realidad de nuestro país hoy», ha señalado la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Según ha precisado, las comunidades autónomas «venían reivindicando este cambio de regulación porque son ellas quienes se hacen cargo de la gestión» de estos menores.

El objetivo, según ha dicho Rodríguez, es «simplificar el procedimiento administrativo, reducir el ámbito de la documentación de los menores evitando que lleguen a la mayoría de edad sin esta documentación» así como «conservar la inversión pública que se ha hecho en ellos», a través de su formación y su acogimiento.

La decisión ha sido aplaudida por el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, el mismo que pidió en el Congreso el reemplazo poblacional con inmigrantes ilegales.

Así, Marugán se ha mostrado «satisfecho» de que el Gobierno apruebe la reforma del reglamento de la Ley de Extranjería, una medida que, según ha explicado, la Institución lleva pidiendo desde hace 10 años y que evitará que los menores inmigrantes se «vean abocados a la exclusión».

«Espero que, a partir de ahora, los niños y niñas tutelados por las administraciones, cuando cumplan los 18 años, puedan formarse y así integrase en la vida laboral con los mismos derechos y obligaciones que el resto de jóvenes. Así se evitará que se vean abocados a la exclusión social», ha añadido.

Deja una respuesta