'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Con el 52,9% de los votos

El socialdemócrata Rodrigo Chaves da la sorpresa y gana las elecciones en Costa Rica

Rodrigo Chaves elecciones Costa Rica
Rodrigo Chaves, presidente electo de Costa Rica. Europa Press.

Rodrigo Chaves Robles, del Partido Progreso Social Democrático (PSD), ha ganado la segunda vuelta electoral en Costa Rica este domingo, y se convertirá, el próximo 8 de mayo, en el 49º presidente del país centroamericano.

Chaves se ha hecho con el 52,9% de los votos, mientras que su rival, el expresidente José María Figueres, representante del Partido Liberación Nacional (PLN), obtuvo un 47,1%.

El pasado 6 de febrero, en la primera vuelta de las elecciones, el socialdemócrata Chaves logró un 16,78 % de votos, frente al 27,28% que consiguió Figueres, partiendo este segundo como favorito. Pero, tras una campaña en la que se presentó como el “cambio” frente a los políticos tradicionales y en la que prometió luchar contra la corrupción, Chaves ha dado la sorpresa imponiéndose al exmandatario costarricense.

El presidente electo tendrá el gran reto de gobernar con una representación de tan sólo 10 diputados del total de 57 que integran el Poder Legislativo. El nuevo presidente, tendrá la obligación de negociar con los otros 5 partidos representados en el Congreso y especialmente con el PLN de Figueres, que es la fracción más grande, con 19 escaños.

Rodrigo Chaves Robles y el PSD

Chaves, de 60 años, es economista por la Universidad de Ohio, en Estados Unidos. Fue ministro de Hacienda durante seis meses entre 2019 y 2020 ―bajo el mandato de Carlos Alvarado Quesada―, y antes de ello desempeñó varios puestos en el Banco Mundial (BM), uno de ellos como director en Indonesia. En 2019 recibió una sanción interna tras ser denunciado por acoso sexual por varias compañeras de trabajo.

En 2021, The Wall Street Journal publicó una investigación de tribunal administrativo del Banco Mundial donde se registraban testimonios de que Chaves es un “conocido acosador” y que existe “un patrón documentado de hostigamiento que duró al menos cuatro años e involucró a seis mujeres”

Dentro de sus propuestas ha contemplado la reducción del tamaño del Estado, reducción de cargas sociales y trabas a la inversión y emprendimiento; ha centrado su mensaje de campaña en prometer una lucha frontal contra la corrupción, de la que culpa a los partidos tradicionales, como el PLN. Ha prometido también trabajar para que Costa Rica sea el “país más feliz del mundo” y gobernar para los sectores más pobres.

El PSD que lidera Chaves se define con una propuesta ideológica de “socialdemocracia moderna, en la cual el concurso del sistema capitalista y las demandas de sociedades más justas conducen la forma de organización y el modo en que se toman las decisiones”.

Defienden “con fuerza” la independencia de Costa Rica y respetan “la división tripartita y la institucionalidad que de ella deviene”.

“Reconocemos la importancia del crecimiento económico de la mano con el progreso social para el bienestar de Costa Rica. Reconocemos el papel preponderante del sector privado y cooperativo en la producción de bienes y servicios. Fomentamos el desarrollo de emprendimientos para la dinamización y fortalecimiento de la economía nacional y la generación de empleos de valor”, se lee en la página web de la agrupación política.

El PSD ve a Costa Rica como “una nación multicultural, multiétnica y multilingüe” y aspiran a colaborar para la construcción de un país “con altos niveles de progreso social”. También dicen ser “conscientes de la diversidad de perspectivas dadas condiciones culturales, locales, etarias, de género, religiosas, políticas, económicas, oficio, y que estas convocan a la generación de proyectos y políticas que consideren esta diversidad”.

Noticias de España

.
Fondo newsletter