Bolivia decide entre comunismo o democracia

REGRESO A LA DICTADURA O DEMOCRACIA

A pocos días para que se realicen elecciones generales en Bolivia el Movimiento al Socialismo de Evo Morales hace todo lo posible por obtener el poder. Por las buenas o por las malas. 

Ciertamente, las encuestas ubican en primer lugar al candidato del MAS, Luis Arce, pero no con los votos suficientes para proclamarse presidente en la primera vuelta.  Recordemos que para ello es necesario obtener más del 40% de los votos y superar al segundo lugar por más de 10 puntos porcentuales.   

Si las encuestas aciertan será necesario el ballotage pautado para el 29 de noviembre.  En la segunda vuelta se medirían Luis Arce y el expresidente Carlos Mesa.  

Analistas destacan que, según datos arrojados en varios sondeos, el 72% de los encuestados estaría dispuesto a cambiar su voto para evitar que el MAS gane las elecciones. Por lo que se colige que resultaría ganador el expresidente Carlos Mesa. 

Adelantándose a este escenario, el Movimiento al Socialismo, con el apoyo de medios y organizaciones internacionales de izquierda, ha ido preparando el terreno para hacer creer que “Arce ya ganó” y si no le entregan el poder pretenden convulsionar el país. Esto no es una suposición, nos basamos en declaraciones explícitas de varios de los dirigentes del partido de Evo. 

Por otra parte, hay que valorar el tino tanto de la presidenta interina, Jeanine Áñez, como del expresidente Tuto Quiroga, quienes declinaron a sus candidaturas en pro del triunfo de la oposición. El único candidato que faltaría por renunciar es el santacruceño Luis Fernando Camacho, quien ostenta el tercer lugar en las encuestas.  

Observadores señalan que, de continuar Camacho en la contienda, estaría poniendo en riesgo la estabilidad de Bolivia y, por ende, de toda la región. Esperemos que sus simpatizantes comprendan la importancia de concentrar el voto para impedir el regreso del MAS y de Evo. 

Ahora bien, ante las amenazas de la dirigencia del MAS de “cantar fraude” si en primera vuelta no se proclama vencedor a Luis Arce, el Ministro de Gobernación de Bolivia, Arturo Murillo, ha declarado que la Policía y el Ejército “no están de adorno” y asegura que intervendrán en caso de existir conflictos, porque “haremos respetar la democracia”.

Por la determinación que el ministro Murillo ha mostrado ante la posibilidad de que el MAS convulsione al país, este miércoles 14 de octubre y a escasos días de las elecciones generales, la bancada del MAS –con amplia mayoría en el Congreso– ha pretendido neutralizarlo. Murillo, fue convocado al parlamento para ser interpelado por el caso de la supuesta compra con sobreprecio de equipos antimotines, gases lacrimógenos y otros para la Policía Boliviana, pero no se presentó. 

Ante la censura dictada por el congreso respondió a través de su cuenta de Twitter:

https://twitter.com/ArturoMurilloS/status/1316427333507731457?s=20

Al momento de escribir estas líneas, desconocemos el desenlace de esta maniobra; lo que está claro es que este 18 de octubre se decide el futuro de Bolivia: el regreso de la dictadura o la continuación por el sendero de la democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *