'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
El plan de vacunación sigue lento

Explosión y récord de casos de Covid en Argentina: alcanza la cifra más alta de contagios desde que comenzó la pandemia

Cola para recibir la vacunación en Buenos Aires. EUROPA PRESS

La segunda ola de coronavirus se instaló y ya pega con fuerza. A través del Ministerio de Salud de la Nación se conoció que en las últimas 24 horas, se registraron 163 muertes y 20.870 nuevos contagios de coronavirus. En la actualidad, el total de infectados asciende así a 2.428.029 y las víctimas mortales son 56.634.

Esta cifra récord de 20.870 contagios, supera a la del 21 de octubre 2020 cuando hubo 18.326 casos. La mitad de los contagiados en las últimas 24 horas tienen que ver con la explosión de casos en la provincia de Buenos Aires que también rompió su récord absoluto con 10.402 contagios. Por su parte, la Ciudad de Buenos Aires registró 2.281 contagios. Es decir, el 60,77% (12.683 personas) de los infectados de hoy (20.870) corresponden a la ciudad y a la provincia de Buenos Aires.

Según lo revelado por el Ministerio de Salud, se realizaron 75.392 testeos en las últimas 24 horas. De esta manera, ya son 9.191.427 las pruebas diagnósticas realizadas desde el inicio de la pandemia. Hasta el momento, se registran 207.350 casos positivos activos en todo el país y 2.164.045 recuperados. Las mismas fuentes oficiales también informaron de que son 3.642 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 57,4% en el país y del 63,5% en la Área Metropolitana de Buenos Aires.

En lo que respecta a la vacunación a nivel nacional, Argentina solo logró inmunizar al 24,3% de la población que fue priorizada.

Desde fines de diciembre, el Gobierno de Alberto Fernández estableció un plan de vacunación que buscó reducir los casos graves y las muertes por COVID-19 priorizando a la población de mayor riesgo, como las personas mayores de 60 años, y al personal estratégico para el país, como el personal de salud, los docentes, y las fuerzas armadas y de seguridad. Hasta la fecha, solo se logró inmunizar al 24,3% de la población que fue priorizada mientras crecen los casos de personas contagiadas y el país enfrenta la segunda ola de la pandemia con la llegada del otoño.

“Argentina empezó a vacunar antes del aumento de los casos, antes del inicio de la segunda ola. Argentina está vacunando a su personal de salud y a los grupos de riesgo en esa ventana de oportunidad que es muy, muy importante (…). De las personas mayores de 80 años en Argentina, el 55,6 % ha recibido al menos una dosis y el 40,7 de las personas entre 70 y 79 años ha iniciado su esquema de vacunación”, se excusó la Ministra Salud, Carla Vizzotti.

Con la intención de llegar más rápido a la población objetivo, el Ministerio de Salud en consenso con el Consejo Federal de Salud y la Comisión Nacional de Inmunizaciones, decidieron, hace pocos días, postergar la aplicación de la segunda dosis y se amplió la aplicación de la vacuna Sinopharm de China para los mayores de 60 años. Lamentablemente, el avance rápido de los contagios y el contexto regional con situaciones críticas de la ocupación de camas en los hospitales de Chile, Paraguay y Brasil, pusieron al desnudo la urgente necesidad de completar el plan de vacunación cuanto antes.

“Hubo un cuello de botella por la demora en la provisión de las dosis de vacunas compradas. También se negoció solo con tres tipos de vacunas. Ahora es llamativo cómo baja la cantidad de vacunados durante los fines de semana. Tendríamos que estar vacunando por lo menos 12 horas por día durante los siete días de la semana”, alertó Liliana Vázquez, médica infectóloga miembro de la Sociedad Argentina de Infectología.

Mientras tanto, desde la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica, Eduardo López expresó: “El plan de vacunación sigue lento. Hay una diferencia entre dosis distribuida y dosis aplicadas que es significativa en base al Monitor Público del Ministerio». “En una pandemia hay que vacunar lo más pronto posible. Se debería aumentar el ritmo de vacunación diario: aumentar las horas de vacunación por día y ampliar a los fines de semana. De esta manera, se podría completar al menos la población de personas mayores en junio próximo, que son más de 7,3 millones de personas”, denunció López.

Sobre una población de 45 millones de habitantes, Argentina ha recibido 7,2 millones de vacunas, de las cuales más de cuatro millones son de Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya. El resto se distribuye entre las de Sinopharm (China), Covishield (India) y AstraZeneca (anglo-sueca). Cerca de 4,5 millones de dosis de las vacunas fueron administradas a 3,7 millones de argentinos, entre los cuales casi 700.000 recibieron las dos dosis.

Noticias de España

.
Fondo newsletter