«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EN UNA PROTESTA MULTITUDINARIA

La comunidad católica de Sri Lanka reclama justicia por las masacres islamistas de 2019

Miles de católicos de Sri Lanka han salido este domingo a protestar frente a iglesias de todo el país en un acto para pedir justicia a las familias de las víctimas de los atentados del domingo de Pascua de 2019, en los que fueron asesinadas más de 270 personas.

Han comenzado esta protesta, declarada el «Domingo Negro» por la Iglesia Católica Romana, después de asistir a misa el domingo por la mañana.

El cardenal Malcom Ranjith, quien encabezó la campaña, participó en la protesta silenciosa frente a la iglesia de San Antonio de Colombo, donde 56 personas perdieron la vida.

Los atentados tuvieron como objetivo tres iglesias durante los servicios del domingo de Pascua en 2019. Tres hoteles de lujo también fueron atacados en ataques simultáneos el 21 de abril.

Los manifestantes portaban pancartas en las que se pedía al gobierno que agilizara las indagatorias sobre los atentados, en los que la mayoría de las víctimas eran católicas.

La protesta se produce tres semanas después de que la Comisión Presidencial entregara un informe sobre los ataques, sin identificar ni al grupo responsable ni el motivo de los atentados. «Debemos saber por qué los católicos fueron atacados y se deben tomar medidas contra los responsables de planificar los ataques», lamentó el cardenal la semana pasada.

El expresidente Maithripala Sirisena, el exprimer ministro Ranil Wickremesinghe, el exsecretario de Defensa y el exjefe de Policía fueron interrogados por la comisión por no actuar ante las advertencias anticipadas de ataques islamistas.

El primer ministro del país, Mahinda Rajapaksa, ha ordenado al fiscal general que estudie el informe y tome las medidas necesarias.

.
Fondo newsletter