PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Policía de Noruega tenía fichado desde hace años al islamista que mató con un arco y flechas a cinco personas

NO SE LE CONSIDERÓ PELIGROSO
La Policía de Noruega investiga el ataque islamista de Kongsberg. Reuters

El director de la sección antiterrorista de las fuerzas de seguridad noruegas (PST), Arne Christian Haugstoyl, ha reconocido que tenían información desde hace años sobre el posible riesgo que suponía el converso islamista que el pasado miércoles mató con un arco y flechas a cinco personas en Kongsberg.

Entonces se consideró «improbable» que el sospechoso pudiera cometer un acto de violencia con trasfondo político, ha explicado Haugstoyl en declaraciones al periódico ‘Verdens Gang’.

En 2017 volvió a estudiarse el caso cuando publicó un vídeo en el que se declaraba musulmán y aseguraba ser «un mensajero con una misión». No se consideró peligroso porque el contenido era vago, ha apuntado otro responsable del PST, Martin Bernsen, en declaraciones a la agencia de noticias NTB.

«No pensábamos que era un tema ideológico, sino de violencia», ha afirmado Bernsen. Consideraban que era posible que perpetrara un ataque, pero con «medios simples».

El autor, de 37 años, ha reconocido la autoría del ataque con el arco y otras armas en el que murieron cinco personas. Otras tres resultaron heridas y ya han recibido el alta. Sin embargo, no reconoce ningún tipo de responsabilidad penal.

El PST investigó lo ocurrido como un acto terrorista y la Policía ha anunciado una investigación interna sobre cómo se ha seguido el caso. «Debido a la gravedad del caso, es muy importante que se identifiquen aprendizajes y cualquier debilidad y error para que las medidas se puedan aplicar de inmediato», ha señalado.

Deja una respuesta