«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
A diferencia de lo que promete en campaña

La realidad sobre las políticas de natalidad de Mañueco: cero ayudas para mujeres embarazadas

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. EUROPA PRESS
El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. EUROPA PRESS

El presidente del Partido Popular en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha aprovechado la precampaña electoral de las elecciones en Castilla y León para anunciar un cheque bebé de una cuantía media de 1.500 euros por nacimiento para «favorecer la natalidad» en la comunidad.

Pese a que el anuncio del popular pretende convencer a los castellanos y leoneses de que su formación plantea soluciones para el grave problema de despoblación y de invierno demográfico que sufre la comunidad, la realidad es que las políticas que ha implementado el PP en Castilla y León durante los años que lleva en el Gobierno no han favorecido el aumento de la natalidad, más bien al contrario.

En la región, el Gobierno popular no ofrece alternativas a las embarazadas en situación de vulnerabilidad que se planteen abortar y tampoco ofrece ninguna ayuda a aquellas mujeres que, pese a estar en una situación complicada, decidan continuar con su embarazo.

En respuesta a las preguntas remitidas por VOX Castilla y León sobre las subvenciones y procedimientos que desarrolla la Junta sobre prácticas abortistas, la Consejería de Familia y de Igualdad de Oportunidades dirigida por el PP respondió que «no tiene ningún procedimiento de actuación en relación a las solicitantes de un proceso de interrupción voluntaria del embarazo».

Asimismo, el Gobierno popular tampoco tiene «ninguna línea de ayuda pública específica a las solicitantes de un proceso de interrupción voluntaria del embarazo que finalmente no lo lleven a cabo».

La justificación de la inexistencia de estas ayudas que dio la Junta en respuesta a VOX en las preguntas formuladas por el partido hace tres meses, es aún más llamativa. «En la Consejería de Familia e Igualdad de oportunidades se trabaja para favorecer y ayudar a crear las condiciones para que las mujeres puedan desarrollar su vida privada y comunitaria en condiciones de igualdad respecto de los hombres. Ello conlleva el desarrollo de actuaciones para fomentar su autonomía como personas, de manera que puedan tomar sus propias decisiones», explica la Junta.

Así, el PP parece considerar que el aborto es una decisión personal e intervenir en ella puede socavar la igualdad del hombre con la mujer.

La realidad es que el Gobierno de Mañueco no interviene de ninguna forma en este doloroso proceso. En respuesta a la pregunta de VOX sobre qué información se facilita a las embarazadas para que se puedan generar una idea sobre el procedimiento abortista que solicitan, la Junta responde que «se entrega un sobre cerrado con información sobre ayudas públicas, cobertura sanitaria, derechos laborales, etc”.

Además, añade que se remite a las embarazas a una pagina web en la que pueden acceder a información sobre «infecciones de transmisión sexual, métodos anticonceptivos, embarazo, agresión y abuso sexual». «El hecho de unir embarazo a infecciones o anticonceptivo ya es indicativo«, denuncia VOX.

El PP tampoco ofrece respuesta a la pregunta del partido de Santiago Abascal sobre a qué clínicas privadas deriva la Sanidad de Castilla y León los casos de solicitud de abortos.

Así, el Gobierno de Mañueco practica una continuación de las políticas globalistas que fomentan desde el Ejecutivo socialcomunista de Pedro Sánchez. Para mañana, el popular promete un cheque bebé con el que fomentar los nacimientos de niños en la región, hoy, ofrece cero ayudas para las mujeres que quieran tenerlos.

.
Fondo newsletter