PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Lasso abraza la agenda progre y asegura no ser ‘de izquierda ni de derecha’

LA IZQUIERDA APLAUDE SUS POSTURAS
Guillermo Lasso, presidente electo de Ecuador.

Guillermo Lasso, quien durante la campaña fue denominado por la prensa local e internacional como “conservador” o “de derecha”, una vez llegado a la presidencia insiste en definirse como un presidente que no es “de izquierda ni de derecha”.

Por este motivo, su gobierno conmemoró el llamado “mes del orgullo gay” inaugurando la Subsecretaría de Diversidades, con lo que se ha convertido en el presidente más progre de la historia del país.

La medida fue celebrada por los izquierdistas ecuatorianos, quienes aseguraron que “ni los gobiernos que se llamaban de izquierda impulsaron una iniciativa así”.

Imagen

Mediante un decreto, el presidente Lasso amplió las competencias de la secretaría de Derechos Humanos presidido por una activista feminista.

«En este día, desde al Secretaría de Derechos Humanos, iniciaremos junto a Bernarda Ordóñez el trabajo por políticas públicas integrales para las personas LGBTIQ+», anunció frente a la creación de la Subsecretaría de Diversidades.

La subsecretaría anuncia que luchará contra las terapias que tratan a la homosexualidad como una cuestión psicológica para resolver. Uno de los objetivos de la nueva oficina es clausurar las clínicas de deshomosexualización al considerar que se trata de un atropello a los Derechos Humanos.

A cargo de la institución estará Felipe Ochoa, quien anunció que la implementación de esta política pública se aplicará en las 24 provincias del Ecuador.

«Nos sentaremos con todas y todos los que tengan algo que implementar en esta política pública. Quiero invitar a todos a formar parte de estas mesas de diálogo para hacer así la primera política pública integral para erradicar la violencia por orientación sexual o identidad de género», dijo Ochoa al momento de asumir su cargo como subsecretario de diversidades.

Lasso viste el Palacio de Carondelet con el arco iris

La adopción del discurso pro LGBT no termina ahí. Para terminar la jornada en el día llamado del orgullo LGBTI+, el palacio de gobierno, Carondelet, se iluminó de los colores del arco iris.

Desde la sociedad civil ha surgido indignación, puesto que el país atraviesa una crisis sanitaria a la par de una paralización económica agravada por la pandemia y en lugar de achicar los gastos estatales, el Gobierno de Lasso ha optado por agrandarlos a fines que no combaten estos fenómenos.

En un país donde uno de cada cuatro niños sufre hambre, designar recursos a este fin ha generado molestias.

Más tomando en cuenta que en la página oficial del gobierno en la campaña igualdad de género, hasta pintó de los colores del arco iris a la iniciativa de Hambre Cero, donde aparece un hombres sobre los hombros de otro y en la pestaña de Salud, aparece la palabra Queer, mientras los hospitales del país están abarratados, sin la capacidad de enfrentar la pandemia.

Contrario a la tendencia histórica y mundial, donde la izquierda ha adoptado la bandera LGBT y la causa por el aborto,  el candidato que derrotó al socialismo se abanderó con esa causa. Y ahora, nada menos que Pierina Correa, la hermana del expresidente prófugo Rafael Correa, se ha destacado por su defensa de la vida.

Actualmente ejerce como líder de la bancada con más legisladores, UNES. En su ciudad natal, Guayaquil, firmó el Acta por la Vida, en la Plaza San Francisco.

Dado que en los días previos al fin de la administración de Lenín Moreno la Corte Constitucional despenalizó el aborto en caso de violación, de forma inconstitucional y pasando por encima de la institucionalidad republicana y también la voluntad popular, se sumó a activistas provida para enfrentar esta decisión.

Pierina Correa es presidente de la Comisión de Protección Integral a Niños de la Asamblea Nacional y ha sido blanco de críticas incluso dentro de su propio partido.

En teoría el feminismo aboga por la igualdad y alega haber dado a las mujeres el derecho a opinar. No obstante, en la práctica dicha igualdad no aplica a los niños (ni niñas) por nacer ni garantiza la libertad de expresión para las mujeres que no abrazan todas sus causas, como el aborto.

Pierina fue duramente criticada por sus coidearias, particularmente la feminista proaborto Marcela Aguinaga, hoy exparlamentaria.

De modo que en Ecuador, la mitad del mundo, lo que es izquierda y derecha se torna difuso. Lo que está claro es que la agenda de Lasso en lo social está resultando funcional a la izquierda.  

La ciudadanía todavía está expectante respecto al giro que tomará en lo económico y así dar la espalda al socialismo del siglo XXI.

Deja una respuesta