PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Lula Da Silva pierde en los tribunales y deberá indemnizar a los dos periodistas que denunciaron su corrupción

Los señalamientos estaban vinculados a una trama en la petrolera Petrobras

El Tribunal de Justicia de Sao Paulo ha fallado este viernes a favor de dos periodistas a los que el exmandatario izquierdista de Brasil Lula da Silva acusó de mentir en un reportaje en el que incluyeron una entrevista donde se aseguraba que había sido sobornado a cambio de contratos públicos con Petrobras y tendrá que pagar 150.000 reales (unos 25.000 euros).

La Justicia brasileña ha señalado que los autores del artículo ‘Llevé una maleta con dinero para Lula’, Sérgio Pardellas y Germano Oliveira, no cometieron un delito de injurias y ha dado como válido los argumentos de la defensa que afirmaban que solo se limitaron a publicar la entrevista de Davincci Lourenço de Almeida -«cercano a la cúpula de la constructora Camargo Correa»- sin que hubieran influido en ella.

Asimismo, la defensa también justificó que la entrevista fue publicada en un contexto, febrero de 2017, en el que Lula estaba siendo investigado por corrupción, por lo que los hechos narrados tenían la «verosimilitud necesaria para su publicación en la revista».

La defensa de Lula calificó de «mentira» el contenido del texto y aseguró que se trataba de la «invención» de «un farsante que implora por unos momentos de fama a costa de quien sea», al mismo tiempo que responsabilizaba a los dos periodistas por dar pábulo a «una cascada de ofensas y falsedades procedentes de una persona con el historial de Davincci, sin haberlo corroborado».

Lula denunció tanto a los dos periodistas como a la publicación, la revista ‘IstoÉ’, y solicitó una indemnización de un millón de reales por daños morales (cerca de 156.500 euros). Sin embargo, el tribunal ha decidido dar la razón a los acusados y ha determinado que el izquierdista brasileño abone las costas de los abogados de la publicación, que sería un 15 por ciento del valor de la compensación que él solicitó.

Deja una respuesta