«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la inflación real en 2023 no fue 3,1%

España ya es el sexto país de la Eurozona con mayor inflación

Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa. Eduardo Parra / Europa Press.

El Instituto nacional de Estadística acaba de publicar el IPC de España. En enero, han subido los precios un 0,1% y ya nos encontramos en el 3,4% de inflación. A su vez, ha hecho pública la subida del IPC Armonizado, que envía a la Unión Europea, y este ha subido un 0,2% y se ha colocado en un 3,5%, una décima por encima del dato oficial de España.

La gran pregunta que podemos hacernos es, ¿cómo es posible que en rebajas y cuando habitualmente en enero los precios siempre bajan, este año hace pasa diferente? La respuesta la encontramos en las modificaciones a las que se había sometido el IPC en enero de 2023. Muchos expertos advirtieron de que tendrían muchas consecuencias en 2023 muy favorables para el Gobierno, como así ha sido. Nunca reconocerán que la inflación real en 2023 no fue 3,1%, sino que estuvo, con el método anterior, muy cerca del 7,4%.

El panorama podría cambiar en 2024, y el motivo principal va a ser que el cambio metodológico de calcular el coste del subíndice 04. El método de cálculo produjo enormes caídas en el resultado de este subíndice durante el año pasado y, por lo tanto, en enero ha habido que restar una caída de casi el 9% del año pasado. Pronto sabremos también cómo se ha comportado el índice este mes, y debemos esperar que no haya habido caída o, en todo caso, una muy ligera, lo cual implica cambiar un dato negativo por uno positivo.

Y así va a seguir siendo todo el año, aunque al acercarse a finales de año, el Gobierno dejará de sufrir tanto. Pero cuando las cosas se hacen por política y para satisfacer a los políticos, lo que suele suceder es lo que les va a pasar, que a corto plazo viene muy bien y a largo plazo que lo pague el siguiente, que ahora es Carlos Cuerpo.

Veamos, lo que acaba entonces de publicar Eurostat con los datos de los países con nuestra moneda:
Así tenemos que en la Eurozona la inflación baja al 2,8%, lo cual es magnífico para que el Banco Central Europeo empiece a notar que cada vez estamos más cerca de terminar con la inflación y en el segundo trimestre se decida a tocar a la baja los tipos de interés.

Además, Alemania ha bajado siete décimas su IPC en enero al igual que Francia que empieza a notar las medidas tomadas en septiembre por el gobierno francés y hace que el IPC de Francia se coloque en el séptimo peor, con un 3,4% pero con la buena noticia de que ya el primer dígito es un 3. En los Países Bajos, en cambio, ha habido un repunte espectacular de 2,1 puntos de subida y cuando parecía que estaba todo controlado al nuevo gobierno le acaban de dar un tremendo disgusto.

Lo mismo que a Meloni, que la inflación se le ha ido 4 décimas arriba aunque ya quisiera Sánchez tener un 0,9% de inflación al cierre de enero, como lo tiene la primer ministro de Italia. Con respecto a España, aún resuena la frase de Nadia Calviño: «Ya hemos parado la inflación«, dijo en una entrevista en el Diario El País.

Hoy la situación se ha vuelto a desbordar, estamos en un 3,5%, ocupamos la sexta posición entre los de más alta inflación con Estonia, Croacia, Eslovaquia, Austria y Malta, por delante de nosotros, pero con 4 de ellos bajando su IPC y alguno de ellos de forma muy importante, como son el caso de Eslovaquia, que baja 1,3 puntos, y Austria, que lo hace 1,4 puntos. Pero lo que es peor para nuestro presidente: Francia, Alemania, Italia y Países Bajos en mejor posición que la de España.

Y peor aún, que nadie está haciendo nada en el Gobierno, todos dedicados a la política y nadie a la economía. Así que dentro de poco veremos temblar de cólera al Presidente cuando se dé cuenta que tiene otra vez un grave problema entre las manos, aunque ese problema le sirva para recaudar mucho más dinero, gracias al IRPF.

.
Fondo newsletter