«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La inercia

La inercia es la emperatriz del universo, la tirana del mundo, el freno de la evidencia, la madre del desánimo. La inercia es la puerta ancha y el camino trillado. Y por dominar el mundo, hasta el lenguaje domina y a la propia inercia llegan a llamar ‘cambio’.


Me la encuentro siempre en mis primeras, en esas cabeceras que son testimonio y monumento a la inercia en sí mismas.
Está ahí, en la segunda noticia de El País: ‘Iglesias salva la consulta del chalet entre un fuerte rechazo’. El ‘fuerte rechazo’ es lo racional; lo de salvar la consulta es inercia, resistencia a abrir los ojos y oler el café. Todo aquello que ha movilizado a la gente para formar parte de Podemos es el rechazo a la gente que tiene un chalet como el que se ha comprado Iglesias; todo el tirón retórico de Iglesias se ha centrado en criticar justo eso.
Pero cambiar de pasión ideológica es más difícil que encenderla; dejar atrás las ilusiones cuesta mucho más que entrar en ellas.
Aun así, son 21 puntos menos que los conseguidos en el último congreso, la participación ha sido muy baja y son muchos los que empiezan a señalar incongruencias con las cifras.

Abre la primera de El País ese otro bucle melancólico, ese otro espejismo obcecado que hemos alimentado amorosamente durante décadas: ‘Torra reclama el apoyo a los presos para dar el ‘sí’ a Sánchez’.
¿Qué significa el ‘apoyo’ a los presos? La división de poderes ya va bastante maltrecha, bastante daño le ha hecho el ministro Catalá con sus frívolas declaraciones; dar un apoyo a los presos desde el poder ejecutivo, entrar en el relato de que se trata de ‘presos políticos’, sería clavar el último clavo en el ataúd de Montesquieu.
En la foto, Santos, de Colombia, deposita su voto en las elecciones de aquel país. ‘Colombia decide el futuro de la paz’, advierte, más que titula, El País.

ABC, irrelevante, irrelevante hasta extremos que no hubiera creído posible. Foto de Ramos y Marcelo sobre la fuente de la Cibeles: ‘Euforia blanca’. No, de verdad, en serio, existe Marca, existe As. Nadie va a preferir leer esto en un diario generalista.

El Mundo saca en foto a Bale y a Cristiano. Al menos, es una foto y, al menos, es una noticia: ‘Bale se lo piensa, Cristiano pide más dinero’.
Abre con una entrevista a Albert Rivera, y una de sus declaraciones entrecomilladas le sirve de titular de apertura: «Mejor elecciones a que decidan Iglesias, Rufián y Puigdemont», dice. Hay una mágica confianza en las elecciones que está en casi perfecta proporción inversa con el recelo que provocan cada vez más los referenda. En serio, no sé qué esperan, qué espera España, que salga de una urna.

La inercia, la inercia.
Abajo, ‘La fuga de empresas supera ya las 4.000 con la llegada de Torra’. Bueno, quizá sea significativo, no sé. Y no sé porque los números relativos siempre son más relevantes que los absolutos: no sé cuántas empresas hay en Cataluña ni cuántas nuevas se han creado en este tiempo.
A la derecha, ‘Un tercio de las bases pide a Iglesias y Montero que dimitan por el chalet’, que es un modo algo extraño de decir que dos tercios les han pedido que sigan.
La primera de La Razón me desconcierta. ‘El PP volvería a ganar pese al fuerte castigo por la sentencia de «Gürtel». Ayer vi en redes sociales una encuesta que dejaba al PP, no ya perdedor, sino relegado a cuarta fuerza. Por supuesto, podía ser un ‘fake’, pero, ¿qué encuesta no lo es, hasta cierto punto? No como tal encuesta, que no se me enfaden los demoscópicos, sino como noticia.
Alguna vez he dicho que Mercadona debería abrir un pasillo en sus tiendas para vender encuestas al gusto. Al final, no son otra cosa: cada medio informa exactamente de aquella que más halaga su punto de vista. Bien, para páginas interiores, no para abrir con eso.

TEMAS |
.
Fondo newsletter