«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Sacerdotes de la información

¿Recuerdan cómo abría El País ayer? ‘PSOE y PSC rechazan cualquier tipo de pactos con secesionistas’. Nosotros expresamos nuestras dudas de que algún rehazo de los socialistas fuera a ser, no ya permanente, sino tan siquiera mínimamente duradero, pese a los buenos deseos de Prisa, que no otra cosa refleja su titular.

Pero si hemos de hacer caso a ABC, se les ha ido la fuerza por la boca, o el rechazo eterno ha durado lo que duran dos peces de hielo en un güisqui on the rock, que podría decir Sabina: ‘El independentismo que sí le vale al PSC’, leo sobre la foto recortada en rojo de Sánchez e Iceta. Asegura el sumario que Iceta se resiste al deseo de Sánchez para no perder una veintena de ayuntamientos.

Pero El País no para mientes en esas minucias, y no rectifica. Es más: los malos son otros, y así nos enteramos de que ‘Junqueras se abre a un pacto con Ada Colau y Podemos’. También, de segundo plato, que ‘Europa sustituye a Trump en la guerra contra el cambio climático’, que es algo que podría hacer hasta yo. Es fácil: si no llega el dichoso cambio, podremos proclamar la victoria y ponernos las medallas; si llega, será la prueba evidente de que teníamos razón todo el rato y hemos caído combatiéndolo heróicamente.

Pero nada de eso importa, realmente, todo es relleno. Lo gordo, lo que da para foto, es la sucesión al frente de Prisa, en su segundo día de primera. Ha triunfado el principio monárquico, quién lo iba a decir, y Janli queda en el papel de Senescal de Gondor, traspasando el poder a don Manuel, que no por coincidencia improbable se apellida Polanco.

Ayer Janli nos emocionó hasta las lágrimas con su discurso. Lo tuvo todo, todo lo que los periodistas decimos siempre de nosotros mismos, con esa humildad que nos caracteriza: habló de valores, de independencia, de Franco… Yo qué sé, pásame el Kleenex.

Pero uno tiene que entrar en la noticia, e ir al párrafo cuarto, para leer: «La junta tuvo varios momentos de tensión como el de la intervención del consejero representante del fondo Amber, que se mostró muy crítico con la gestión del presidente».

Amber es el segundo principal accionista, así que me intrigó qué podría significar ese “muy crítico”, y busqué la intervención del representante de Amber en Prisa, Joseph Oughourlian (gracias, Jon), y me encontré con esto.

Oh, bueno, qué sabrá el señor Oughourlian sobre el sacerdocio de la información y esas cosas tan bonitas…

En El Mundo, una foto de Forcadell que podría ser una Dolorosa de cierta edad, con los brazos casi en cruz. Arriba, el titular: ‘Junqueras asume que no podrá ser ‘president’ y lanza a Rovira’, mientras que el que acompaña al retablo del que les hablaba reza: ‘Forcadell, ‘número cuatro’ en la lista de ERC’, algo que, por el gesto, se diría que acepta como un enorme sacrificio por Cataluña.

La misma protagonista y un gesto muy similar (¿no sonríe nunca esta mujer?) en La Razón. Al lado, el titular de apertura: ‘El ideólogo del “procés” cerró con Puigdemont su encuentro con Assange dos días antes’.
Me van a perdonar si no le doy una importancia loca a estos encuentros, ni considero al presuntuoso Julian un todopoderoso genio del mal. Me da un mal pálpito esta insistencia, como si ahora se quisieran lavar los trapos sucios de tres décadas de cesiones por parte de todos los grandes partidos de nuestra democracia invocando algo así como una sesión universal de hipnosis digital.

Abajo, ‘Golpe al dictador Mugabe’. Hay golpes y golpes, ya tú sabes. La información la dan, naturalmente, todas mis cabeceras, y en ella uno puede encontrar con frecuencia la palabra ‘ultranacionalismo’ y, en cambio, no mucho la palabra ‘socialismo’, que es exactamente lo que aplicó Mugabe a conciencia para ruina de lo que fue en su día ‘la panera de África’ y es hoy un país económicamente arrasado.
Pero, bueno, ya saben, el sacerdocio de la información y todo eso.
 

TEMAS |
.
Fondo newsletter