'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Hoy, Venezuela

Ayer fueron las elecciones constituyentes convocadas por el presidente Nicolas Maduro en ese país distinto y distante que es Venezuela, que no tiene absolutamente nada que ver con nuestro Podemos, y quizá podría decirse que no todo, hasta el último detalle, fue exactamente como lo hubiera deseado el sucesor de Chávez.
El mundo entero estaba mirando y, ya les digo, las cosas no parecen haber salido del todo como hubiera deseado el régimen. Recalco ese «aparentemente», que Podemos tiene la piel muy fina y, no sé, lo mismo le da por demandarme por escribir lo que tengo delante de las narices, que a Hermann Tersch le ha empapelado su líder Pablo Iglesias por repetir por escrito lo que se lee en el registro público.

El País es el más moderado titulando la jornada de ayer en el país sudamericano, y la única de mis cabeceras que no incluye foto de la jornada, dedicándola en cambio a un semiabrazo entre Susana Díaz y Pedro Sánchez en el que ella exhibe una sonrisa más falsa que un billete de 1,5 euros. Entiéndase: es una apreciación personal, seguramente me equivoque y sea absolutamente sincera. Pero el pie, unas palabras de la presidente andaluza, no parece corresponderse con ese rostro de concordia: «Pedro, no me hagas elegir entre dos lealtades».
‘Violencia y abstención en la Constituyente de Maduro’, es el primer titular de El País.
Los demás papeles sacan todos como ilustración alguna versión de una misma explosión, la de un artefacto colocado al paso de la policía madurista.
Y los titulares, ‘in crescendo’.

ABC resume el día titulando que ‘Maduro encubre con violencia y represión el fracaso de su constituyente’. Aunque queda un poco raro titular así junto a una foto en el que la violencia parece venir del otro lado.

Para El Mundo, ‘Maduro perpetra su golpe’, sin más historias ni eufemismos. Junto a la foto de la explosión, el propio Maduro vota semioculto por un biombo de cartón.
Debajo trata el asunto al que El País dedica su foto de primera, también con una instantánea de la extraña pareja: ‘Díaz y Sánchez evidencian que el PSOE sigue partido en dos’.

Y La Razón se desmelena: ‘Baño de sangre en el «Madurazo». No saben cómo odio estas hipérboles.
Chávez dio un golpe de Estado, pero falló, fue detenido y encarcelado y llegó al poder democráticamente. Y no una, sino varias veces. Es algo sobre lo que prefiere no insistir demasiado ninguno de los bandos a este lado del Atlántico: los unos porque no queda demasiado bien la evidencia de que la democracia está lejos de ser un sistema infalible y los pueblos pueden elegir libremente su perdición; los otros, para que al depositar la próxima vez nuestro voto no recordemos lo difícil que es descabalgar del poder a esta laya de ‘libertadores’ una vez que se les ha aupado hasta él.
Todo, presuntamente. Por supuesto.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter