'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Abogado de Ponsatí: 'Se enfrenta a una sentencia de muerte si la extraditan'

Aamer Anwar, el abogado de la exconsejera catalana Clara Ponsatí, requerida por la Justicia española por el referéndum ilegal de 2017 en Cataluña, ha afirmado este martes que la cuestión sobre los derechos humanos «es fundamental» en su estrategia de defensa para oponerse a la orden europea de detención.
«La realidad de lo que estamos hablando aquí es de una sentencia de muerte. El Gobierno español no rehusará en imponer la máxima sentencia», señaló sin ningún tipo de reparos Anwar, que es también rector de la Universidad de Glasgow.
Cabe recordar a Aamer Anwar que el ordenamiento jurídico español no contempla esta pena para los delitos de los que se acusa a la golpista. La pena de muerte está abolida en la Constitución y, tal y como recoge el artículo 15 de la Carta Magna, «sólo puede aplicarse según lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra».
En declaraciones al diario separatista escocés The National, Anwar afirmó que en el caso de Ponsatí la protección de sus derechos humanos pone en cuestión la euroorden, dictada por el Tribunal Supremo español.
«Este caso hará historia porque se trata de un enjuiciamiento político y, por primera vez en Escocia y en el Reino Unido se verá a un gobierno extranjero enjuiciado por abusar del proceso», sostuvo.
Según el abogado, si Ponsatí, de 61 años, es extraditada, podría enfrentar cuatro años de prisión preventiva y, en el caso de ser condenada, podría tener que cumplir una pena de hasta 33 años de cárcel.
Las autoridades judiciales requieren la entrega de Ponsatí a España por delitos de rebelión y malversación de fondos públicos relacionados con el plebiscito del 1 de octubre de 2017, considerado ilegal en virtud de la Constitución española.
La exconsejera rechaza su extradición al considerar que los cargos tienen una motivación política.
En declaraciones al mismo rotativo, Ponsatí señaló que su determinación se está fortaleciendo ante lo que calificó de «venganza» por parte del Ejecutivo español.
«No se trata de justicia, esto es venganza, es un secuestro. Siento que no hay forma de que España pueda argumentar que es una democracia cuando se comporta como lo está haciendo», afirmó.
Agregó que se siente animada por el apoyo recibido en Escocia, particularmente de la Universidad de St Andrews, donde ejerció como profesora de Economía y Finanzas entre 1996 y 2016 y a la que regresó en marzo, tras permanecer huida en Bélgica desde el pasado octubre junto al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.
El próximo 15 de mayo se celebrará una nueva vista preliminar sobre la euroorden emitida por el Tribunal Supremo español y el caso de su extradición será tratado el 30 de julio.
Ante la expectativa de que el proceso judicial se alargue, Ponsatí, junto a Anwar, está llevando a cabo una campaña pública en Escocia con el objetivo de recaudar fondos para pagar su defensa a través de pequeñas donaciones con las que hasta ahora ha conseguido cerca de 280.000 euros.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter