'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Gobierno de Colau dice que los ataques al turismo de la CUP ‘no son graves’

Los grupos Demòcrata (PDeCAT), Ciudadanos y PP han cargado contra el equipo de gobierno de Barcelona en Comú-PSC en el Ayuntamiento barcelonés, en una sesión extraordinaria que ha analizado los recientes ataques contra el sector turístico en la ciudad.

La presidenta de la comisión de Presidencia y Seguridad comisión, Francina Vila, ha convocado la sesión extraordinaria en agosto, en medio de las vacaciones estivales, a petición del Grupo Popular y Demòcrata (PDeCAT), que reclamaban la comparecencia del gobierno municipal para dar más explicaciones sobre lo sucedido y las acciones que piensa emprender.

A la sesión no ha acudido CUP-Capgirem, que ampara las acciones llevadas a cabo por grupos juveniles de la izquierda separatista, como el asalto a un Bus Turistic o el pinchazo de las ruedas de las bicicletas de alquiler.

Aunque el alcalde accidental, Jaume Asens, ha asistido a la comisión, no ha intervenido y ha dejado toda la comparecencia del gobierno municipal al concejal de Turismo, Agustí Colom, que ha asegurado que éste ha actuado desde el primer momento y ha sido «contundente» en el rechazo de unos actos que ha calificado de «inadmisibles».

Colom ha acusado a la oposición de contribuir a la «mala imagen» de Barcelona «magnificando los hechos», en su opinión «no graves», y les ha pedido «no crear más alarma».

El presidente del grupo del PP, Alberto Fernández, ha insistido en preguntar a Colom si han presentado denuncia o están dispuestos a emprender acciones legales contra CUP, Endavat y Arran por unos ataques que, en su opinión, son una muestra de que se ha dado el paso de la «turismofobia a la turismo kale borroka«.

El concejal de Turismo ha asegurado que el ayuntamiento «ha denunciado», a través de una denuncia que ha interpuesto Transportes Metropolitanos de Barcelona, y se personará «de la forma jurídicamente más correcta».

En nombre del grupo Demòcrata, el concejal Raimond Blasi ha criticado que la alcaldesa Ada Colau no haya intervenido en la comisión de Presidencia y ha acusado al gobierno municipal de alimentar el discurso de la turismofobia y ser «cómplices de unas acciones ejecutadas por terceros», en alusión a Arran y Endavant.

Por su parte, el presidente del grupo de ERC, Alfred Bosch, ha sido el único portavoz de la oposición que no ha criticado la actuación del gobierno de Ada Colau y, aunque ha condenado y rechazado los ataques, ha sido tibio con la CUP, a la que ha reclamado que «se hagan mayores y entiendan que esto no es cachondeo».

En su intervención, Bosch ha dirigido sus reproches al PP, al que ha acusado de ir a buscar entre la veintena de organizaciones que están haciendo actuaciones contra el sector turístico a las que son secesionistas y de ser los autores «del mayor ataque a la imagen de la ciudad que vivimos estos días, en el aeropuerto».

La presidenta del grupo de Ciudadanos, Carina Mejias, ha reprochado a la alcaldesa su ausencia porque, en su opinión, «un alcalde no tiene vacaciones cuando la ciudad hierve» y ha lamentado que «el fracaso en la gestión turística de Colau ha situado a Barcelona en el centro de la polémica nacional e internacional».

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter