«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Según los datos de la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra

Cuatro de cada cinco detenidos en Barcelona son extranjeros

Mossos d'Esquadra en las inmediaciones de los edificios de la Ruïna y el Kubo, en la plaza Bonanova. Europa Press

Cuatro quintos (el 78,8%) de los detenidos en Barcelona entre enero de 2022 y diciembre de 2023 fueron extranjeros. Así se desprende de los datos de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra. Las cifras, publicadas a requerimiento de VOX, recogen un total de 37.168 detenciones durante el citado periodo, de las cuales sólo 8.072 corresponden a ciudadanos españoles.

La razón más común detrás de las detenciones son los hurtos. Fueron 7.154 los arrestos de extranjeros por parte de los Mossos durante estos casi dos últimos años; frente a los 652 españoles que la Policía catalana interceptó, acusados de haber perpetrado el mismo ilícito. En los robos con violencia e intimidación, fueron 4.152 arrestados de otros países y 1.060 patrios. En el caso de la Urbana, que solo aporta datos del global de delitos contra el patrimonio, la proporción es algo menor. Fueron 4.738 detenidos de otros países, y 730 de nacionalidad española, durante el periodo reseñado.

En tráfico y consumo de drogas, los arrestos de extranjeros también superaron a los de españoles. Fueron 936 ciudadanos de otros países detenidos por la Policía catalana y 394 nacidos en España. Una tendencia que se mantiene en casi todas las tipologías delictivas, como el maltrato en el ámbito del hogar (827 detenidos por los Mossos eran extranjeros y 496 españoles), o estafas bancarias (306 frente a 62).

Por delitos contra la libertad sexual, la Guardia Urbana detuvo, entre enero de 2022 y diciembre del pasado año, a 177 personas. De ellas, 143 eran de otros países. En el caso de los Mossos, del total de arrestados por agresiones o abusos sexuales, fueron 434 extranjeros, y 193 españoles.

Una proporción que no se mantiene entre la población reclusa de Cataluña. Según reflejan los datos del Instituto de Estadística de la comunidad (Idescat), casi la mitad de los presos son extranjeros. Los españoles son, con datos de 2022, los últimos disponibles, 3.949, del total de 7.713 internos que cumplen condenas en cárceles del territorio.

Respecto a los adultos condenados por algún delito en Cataluña durante ese mismo año, 2022, el Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge que fueron 50.562. De ellos, también la mayoría (31.079) también eran españoles. Lo mismo ocurre en el conjunto del país: del total de 308.624 condenas impuestas durante el citad periodo, 230.291 fueron a ciudadanos españoles.

En cuanto a la población extranjera empadronada en la comunidad, la última cifra disponible indica que son más de un 16% de los habitantes de la región. Casi 1,3 millones de personas a 1 de enero de 2022, lo que supuso un aumento de casi un 2%, respecto al año anterior.

Multirreincidencia

«Desde VOX hemos propuesto en el Ayuntamiento de Barcelona la creación de una brigada policial especial de la Guardia Urbana, colaborando conjuntamente con Mossos d’Esquadra, para realizar un control y seguimiento más exhaustivo de los delincuentes multirreincidentes que actúan en nuestra ciudad, con el fin de prevenir y evitar nuevos delitos. La respuesta del gobierno municipal de Jaume Collboni ha sido votar en contra y asegurar que no es necesario. Es imposible solucionar el problema más grave de Barcelona, cuando el gobierno municipal lo niega», apunta Gonzalo de Oro, portavoz del partido en el consistorio de la ciudad condal.

El balance del plan Tremall, que lidera la Policía catana, en coordinación con el Cuerpo local, diseñado para luchar contra la multirreincidencia, dejo en 2022 la detención de 283 de estos delincuentes más de 2.200 veces en Barcelona. Acusados, detallaron los Mossos, de 5.600 delitos.

Señalan desde VOX que el ayuntamiento debería personarse en las causas contra multirreincidentes, ya que serviría «de aviso a navegantes y permitiría reducir el número de delincuentes». La formación sostiene que «el lugar para los ladrones es la cárcel o acabar expulsados cuando la pena que les correspondiera fuera de más de un año y fueran extranjeros, de conformidad con la ley de extranjería actual. No puede ser que en Barcelona el espacio de los ladrones sea la calle y determinados barrios».

+ en
.
Fondo newsletter