«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

'El narcotráfico está echando un pulso al Estado en el Campo de Gibraltar'

Mena ha reclamado un plan integral para el Campo que involucre a todas las administraciones y partidos porque «el problema no se va a solucionar solo con más agentes», quienes aunque logran importantes operaciones, solo se incautan del 20 % de la droga introducida.


El presidente de la Plataforma «Por tu seguridad, por la de todos», Francisco Mena de Mira, ha asegurado que «el narcotráfico está echando un pulso al Estado en el Campo de Gibraltar», donde apenas se incauta el 20 % de la droga y se producen agresiones diarias contra la Policía Nacional y la Guardia Civil.
Mena ha comparecido ante la Comisión de Interior del Congreso para que evalúe los riesgos a los que se enfrentan los miembros del personal de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en sus labores de lucha contra el narcotráfico en el Campo del Gibraltar.
En su comparecencia, ha advertido de que «el narcotráfico está echando un pulso al Estado en el campo de Gibraltar» -una de las zonas con más desempleo de España- y en la que «los agentes son insuficientes para soportar la avalancha» de los narcos.
Todo ello ha conducido, en su opinión, a un «deterioro social» fruto de la situación actual y de la imagen que se proyecta hasta el punto de que «ni jueces, ni policías, ni guardias civiles quieren venir» a esta zona, a escasas millas náuticas de Marruecos, que cada año produce 38.000 toneladas de hachís, un 10 % de su PIB y al que ha acusado de «no hacer mucho por corregir este problema».
Mena ha explicado que el narcotráfico siempre ha estado presente en la zona pero «en unos términos aceptables» hasta que debido a la crisis «mucha gente que no tenía otra cosa que la construcción, ven en el narcotráfico una salida a sus problemas económicos».
Ha puesto como ejemplo que los adolescentes que siguen a los agentes en sus scooters para vigilar sus movimientos pueden ganar al día 600 euros, un lanchero hasta 50.000, los que descargan la droga en las playas 4.000 y la misma cantidad para los que la meten en los coches.
Así, ha manifestado que como consecuencia de este nuevo escenario, con mucha más gente, dinero y droga involucrado, se ha producido un hecho sin precedentes en la zona con agresiones a los agentes, la primera hace dos años cuando 150 personas golpearon a unos policías cuando trataban de abortar un alijo de droga.
«Se ha cruzado una línea roja», ha señalado el experto, pues desde ese episodio «se ha perdido el principio de autoridad» porque se ha comenzado agredir a los agentes «día tras día», no solo cuando están de servicio, sino también si se les reconoce de paisano.
«Ayer agredieron a unos agentes en Algeciras y recientemente la Policía Local de San Roque dijo que tenía miedo», ha añadido.
Por todo ello, Mena ha reclamado un plan integral para el Campo que involucre a todas las administraciones y partidos porque «el problema no se va a solucionar solo con más agentes», quienes aunque logran importantes operaciones, solo se incautan del 20 % de la droga introducida.
Lo importante, ha señalado, es recuperar el principio de autoridad y dotar de más dinero a los agentes para atraerles a esta zona que, además, puede ver agravada su situación en caso de un brexit duro porque muchas personas que trabajan en la colonia británica podrían perder su trabajo y acabar en el narcotráfico.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter