Polonia resiste a los dogmas LGBT. La Unión Europea la chantajea con los fondos

España
Una manifestación a favor de los derechos LGBT en Bialystok, Polonia