«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
PRESUME DE «contribuir a la convivencia» con sus pactos con el separatismo

Sánchez considera sólo una «equivocación» los reiterados desplantes de Aragonès al Rey

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente del Cataluña, Pere Aragonès. Europa Press

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha calificado de «equivocación» al penúltimo desplante que le ha hecho el presidente de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonès, al Rey Felipe VI a la llegada del monarca a la feria del Mobile Word Congress (MWC) que se celebra en Barcelona.

Ni Aragonès ni la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, participaron el domingo en el saludo al Rey en la cena inaugural del evento, como es habitual, aunque después coincidieron en una sala y compartieron mesa presidencial. Tampoco este lunes le estaban esperando en el momento de llegar a la feria. La hostilidad hacia la Corona es permanente.

En este punto, ha aprovechado para resaltar la gestión del Gobierno con respecto a Cataluña, donde, según ha apuntado, se ha logrado «estabilizar» y «contribuir a la convivencia». Hoy, los partidos separatistas son los socios preferentes del Ejecutivo y han aprobado sus Presupuestos a cambio del indulto a los condenados por el 1 de octubre o la eliminación del delito de sedición.

El Ejecutivo ha hecho desaparecer del ordenamiento jurídico el delito de sedición y ha atenuado el de malversación, con lo que ello implica para los separatistas y para los corruptos en general, que ven rebajadas sus penas. El objetivo puede ser promover la impunidad y facilitar que vuelvan a cometer un golpe separatista o posibilitar nuevos referéndums y consultas.

+ en
.
Fondo newsletter