«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Sectores del PDeCAT ya plantean otros candidatos para sustituir a Puigdemont

Jordi Sánchez

Sectores del soberanismo, conscientes de la dificultad de una investidura a distancia de Carles Puigdemont, sopesan un plan B al expresidente cesado para dar continuidad a la legislatura catalana y designar un nuevo jefe del Govern, según han confirmado a Efe dirigentes de ERC y JxCat-PDeCAT.

Estas formaciones separatistas querrían que Puigdemont renovase en el cargo pese a estar en Bruselas, huido de la justicia española tras la declaración unilateral de independencia y la celebración de un referéndum ilegal el pasado 1 de octubre.
Incluso, los independentistas están dispuestos a agotar todas las vías y plazos para intentar que Puigdemont sea investido de nuevo de forma telemática o por delegación.
Pero si bien en las filas de Junts per Catatalunya nadie quiere contemplar una alternativa a Puigdemont, en privado algunas voces admiten que están estudiando como último recurso un plan B.
Pese a su delicada situación judicial, este plan B podría pasar por Jordi Turull, Josep Rull o Jordi Sànchez -este último está en prisión-, que podrían dar un paso al frente como solución de emergencia.
Otras voces del secesionismo, que prefieren que el nuevo president no tenga dificultades judiciales, apostarían por un alcalde joven, mientras también hay quien pone encima de la mesa nombres de dirigentes muy cercanos a Puigdemont.
El primero que dio el paso de forma pública en este plan B fue el exsecretario de Comunicación en la etapa de Artur Mas, Josep Martí Blanch, quien advirtió en un artículo reciente de los riesgos que implicaría «enrocarse hasta el punto de bloquear la formación de gobierno» y forzar nuevas elecciones, abriendo así la vía de que Puigdemont sea el cartel electoral en las europeas de 2019, lo que le permitiría seguir en Bruselas con contenido político.
Mientras, en las filas de ERC, con su líder Oriol Junqueras aún en prisión, mantienen silencio a la espera de cómo se desarrollan los acontecimientos en la casa de su socio parlamentario.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Puigdemont mantiene el pulso y pide el voto delegado para la investidura

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter