«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EN EL DEBATE CELEBRADO ESTA SEMANA EN ESTRASBURGO

La Comisión Europea mantiene que la amnistía a los golpistas separatistas es «un asunto interno»

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders. Europa Press

Esta semana el Parlamento Europeo acogió un debate sobre la ley de amnistía y la situación del Estado de Derecho en Estrasburgo tras el golpe del PSOE.

En Estrasburgo desfilaron los eurodiputados españoles de todos los partidos para defender su posición ante los burócratas de Bruselas con la intención de convencerles o bien de que la amnistía es inconstitucional y viola el Estado de Derecho o, por el contrario, de que es perfectamente legal y se ajusta a las normas y al derecho comunitario.

La primera en tomar la palabra fue la secretaria de Estado de Exteriores, Ángeles Moreno, que intervino como representante del Consejo de la UE que España preside este semestre. Desde la tribuna defendió las tesis del Gobierno de Pedro Sánchez. Estos argumentos fueron defendidos también por los socialistas europeos, el grupo de Los Verdes en el que cohabitan una parte de Sumar y ERC, y el grupo de la Izquierda donde se encuentra el grueso de Suma, y también algunos representantes del grupo liberal, donde está el PNV, como la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao.

En un tono más belicoso y con los argumentos clásicos del golpismo catalán intervino el prófugo de la justicia y eurodiputado de Junts, Toni Comín, que junto a Carles Puigdemont y Clara Ponsatí pertenecen al grupo de los no inscritos —una especie de grupo mixto— de la Eurocámara. Comín defendió la ley de amnistía no como una fórmula de mejorar la convivencia sino como una reparación a lo anteriormente denunciado.

Por su parte, los eurodiputados de VOX, encabezados por Jorge Buxadé, y los miembros del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos fueron los más combativos con lo que está ocurriendo en España y denunciaron en bloque que «Sánchez ha decidido para mantenerse en el poder aprobar una ley inconstitucional de amnistía». En sus discursos también se colaron las referencias a la actuación desigual e injusta que la Comisión Europea realiza sobre Hungría y Polonia, pese a que estas naciones cumplen con la legalidad, mientras que con España se mira hacia otro lado o se pide cautela y estudio antes de actuar.

El Partido Popular Europeo también presentó una posición compacta al realizar su líder, Manfred Weber, un discurso en sintonía con el que el PP español y su cabeza visible en la Unión Europea, Dolors Monserrat, mantienen desde que se conocieron las intenciones de Pedro Sánchez de aprobar la ley de amnistía.

La posición del grupo liberal no fue única, dado que algunos de sus miembros como la eurodiputada del PNV se posicionaron con las tesis de los socialistas. Entre los que sí estaban en contra del golpe de Estado se encuentran los eurodiputados de Ciudadanos, cuyo portavoz, Adrián Vázquez, se dirigió a la Comisión Europea para pedirle «valentía» en las actuaciones.

Eurodiputados de ID también se posicionan contra la amnistía

Otro grupo que se posicionó abiertamente en contra de la ley de amnistía y el golpe de Estado en España fue Identidad y Democracia (ID), donde gracias a las alianzas de VOX algunos de sus eurodiputados cargaron duramente contra el Gobierno del PSOE. Así lo acreditó uno de los representantes de la formación que lidera Marine Le Pen al señalar que «esa ley de amnistía contiene todas las disposiciones favorables a una verdadera secesión».

Finalmente, los eurodiputados de Fidesz, el partido del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, que son los mayoritarios en el grupo de los no inscritos, cargaron contra Pedro Sánchez por su deriva antidemocrática y contra la Unión Europea: «Españoles, la solución no llegará de Europa. Bruselas sólo se preocupa si gobierna la derecha”.

El comisario de Justicia mira de perfil

El comisario de Justicia, Didier Reynders, aseguró que la institución sigue analizando la amnistía que le ha remitido el Gobierno de manera «cuidadosa, independiente y objetiva», y en constante contacto con las autoridades españolas. En cualquier caso, añadió, Bruselas mantiene que la crisis catalana es «un asunto interno español que se tiene que gestionar en línea con su orden constitucional».

Asimismo, dijo que la Comisión «se mantendrá al tanto del asunto» y seguirá el desarrollo de la tramitación de la ley para preparar su próximo informe del Estado de derecho en la Unión Europea que se publicará en el verano del 2024.

Sin resolución ni votación

El debate no llevó aparejado ni una votación ni una resolución, tal y como denunció el presidente de VOX, Santiago Abascal, en una comparecencia de prensa ese día en Estrasburgo. Estas dos condiciones habían sido exigidas por los grupos ECR e ID, pero los populares y los liberales descartaron sumarse a la petición al considerar que con la simple celebración del debate era suficiente.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter