«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ESTÁ BAJO INVESTIGACIÓN POR ORDEN DE METSOLA

La eurodiputada letona acusada de ser espía rusa se fotografió con miembros del BNG, ERC, Junts y Bildu

La eurodiputada letona Tatjana Zdanoka, aliada del movimiento independentista catalán, fue acusada el pasado 29 de enero de colaborar durante dos décadas con el Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, según una investigación periodística que recoge los correos electrónicos intercambiados entre la política y sus enlaces en Moscú, para por ejemplo concretar reuniones presenciales o dar cuenta de las iniciativas adoptadas para divulgar mensajes prorrusos.

Durante los últimos años, la eurodiputada no adscrita —fue apartada del grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea por su cuestionada defensa de las políticas rusas— ha colaborado activamente con el independentismo catalán, casco o gallego. Este viernes la web Libertad Digital publica una imagen de Zdanoka con Ana Miranda, del BNG. La fotografía fue tomada en una manifestación independentista durante el año 2017, en que su relación fue muy intensa porque ambas fueron las diputadas encargadas de solicitar a la Comisión de Peticiones la ilegalización de la Fundación Francisco Franco.

Imagen publicada por LD.

La investigación sobre Zdanoka fue publicada por la revista The Insider y en ella participaron otros medios de países bálticos y nórdicos, revelando que fue un activo de la Inteligencia rusa. Ha respaldado públicamente a políticos independentistas catalanes y ha mantenido reuniones en Bruselas con varios de ellos, entre ellos el líder de ERC, Oriol Junqueras, después de que este hubiese sido indultado. También cuestionó en su día el encarcelamiento del actual coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

El 30 de enero el Parlamento Europeo abrió una investigación interna a iniciativa de la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, para que el consejo asesor del código de conducta examine el caso. Un portavoz de la presidenta señalaba entonces que la maltesa «se toma muy en serio estas acusaciones».

+ en
.
Fondo newsletter