‘Los venezolanos nos han advertido para que no cometamos el mismo error en Perú’

ENTREVISTA AL CONGRESISTA JOSÉ CUETO

LIMA, PERÚ – La disyuntiva a la que se enfrenta el Perú este domingo decidirá también el destino del almirante en retiro José Cueto, congresista electo por el partido conservador peruano Renovación Popular. Dependiendo del resultado que se desprenda de los comicios, Cueto sabría si podrá concluir el periodo para el que fue votado o si será expulsado de su curul por un gobierno comunista que –según ha prometido– instalaría una Asamblea Nacional Constituyente.

“Estamos en una disyuntiva entre seguir en la democracia, débil como la nuestra, y caer en el precipicio del comunismo. No estamos realmente en la época de la Guerra Fría, pero el futuro del país está en peligro”, asegura el congresista en entrevista con La Gaceta de la Iberosfera desde la capital peruana.

Cueto, como la mayoría de los ciudadanos, no votó por ninguna de las dos opciones que estarán en las papeletas electorales este domingo, pero ha decidido apoyar a Keiko Fujimori ante la amenaza que representa Pedro Castillo con su proyecto comunista.

El caso de Cueto es similar al de Mario Vargas Llosa, histórico opositor al fujimorismo y Premio Nobel de Literatura, quien pidió el voto para la hija del exmandatario asegurando que es con mucho “el mal menor”. Dicho enunciado no es compartido por Cueto.

“Ese sello que le ponen del ‘mal menor’, yo no lo comparto. La señora Keiko podrá ser del no agrado de mucha gente, pero en este momento es quien representa la continuidad de la democracia, la libertad y que pueda existir un balance de poderes”, afirma.

Al considerar que ambas opciones son defectuosas en numerosos aspectos, Cueto asegura que su bancada en el congreso –13 escaños de 130– cumplirá con una labor de fiscalización “gane quien gane”.

En caso de que el triunfador fuese Castillo, de acuerdo con este Almirante en retiro, la lucha por rescatar al país se intensificará.

“En ese supuesto, sigue una lucha mayor para defender la democracia. No solo desde el congreso, sino que espero que todas las entidades cerremos filas para que las libertades no se pierdan y no salgan a relucir las ideas trasnochadas del señor Cerrón”, dice en referencia al padre político de Castillo, inhabilitado políticamente por corrupción.

No son pocos los rumores que indican la posibilidad de que las Fuerzas Armadas se subleven para remover al comunista del poder, pero Cueto no estima que esto sea posible.

“Las Fuerzas Armadas son respetuosas de la constitución. Si alguno de ellos (Fujimori o Castillo) se sale de la constitución, el pueblo –representado en el congreso– tendrá que tomar cartas en acción. Nosotros le debemos lealtad a la constitución y a las leyes. Por supuesto que el presidente elegido tendrá que ser reconocido como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, porque es lo que manda la constitución, pero siempre y cuando no se salga de lo que establece la misma”, asegura.

El crecimiento de Pedro Castillo en las encuestas ha traído consigo fantasmas de un pasado teñido de sangre en este país. La organización terrorista comunista Sendero Luminoso, ha retomado sus actividades criminales.

“Sendero Luminoso ha sido derrotado militarmente en los años 90, durante el gobierno del señor Fujimori. Pero una guerra en un país que está convulsionado no se gana solo en el ámbito militar. Se debe ganar en el aspecto ideológico y político. El Estado a través de sus gobiernos no se preocupó de que efectivamente se termine de desaparecer a estas entidades terroristas que han seguido activas (…) Están ahí. Han estado ahí. Ahora en estos meses se han visto empoderadas por el discurso de las personas de Perú Libre”, comenta Cueto.

Para Cueto, la memoria de los horrores vividos durante los años 80 y 90 bajo la égida del terrorismo no deben ser olvidados.

“Mucha de la gente que ha vivido la época del terrorismo no ha sabido transmitir estas cosas a las nuevas generaciones. Ahora escuchas a mucha juventud que no conoce, no sabe y han sido engañados, porque la progresía mundial les ha cambiado la historia”, asegura.

Pese a que los peruanos que vivieron dichos episodios hoy parecen haber fallado en su misión de transmitir sus experiencias a los incautos, los venezolanos migrantes han asumido dicha misión.

“Muchísimos de ellos han venido a buscar refugio, trabajo y poder enviar dinero a sus familias. Son ellos quienes nos han ayudado para hacernos ver el peligro que significa entrar en esta vorágine comunista o ‘brisa bolivariana’. Han estado prestos y nos han dicho de mil maneras que no cometamos el mismo error que cometieron sus padres. La mayoría de los venezolanos en el Perú son jóvenes cuyos padres hace 23 años cometieron el error de creerle a Hugo Chávez. El resultado está a la vista”, concluye.

Deja una respuesta