«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
DE LOS 4.119 MIEMBROS DE 2023 A LOS 1.590 EN 2024

El número de miembros de la Asociación Mundial para la Salud Transgénero se desploma un 60% en 2023

Manifestantes en contra de la ideología trans en EE.UU. Europa Press

La Asociación Mundial de Profesionales para la Salud Transgénero (WPATH, por sus siglas en inglés), el grupo que promociona la prescripción de bloqueadores y la castración de menores transgénero en el mundo, no pasa por su mejor momento.

La publicación de numerosos estudios que advierten de las consecuencias de las «transiciones de género» en menores y adultos, la proliferación de casos de detransicionadores y la decisión de varias naciones de dar marcha atrás en sus legislaciones trans han provocado que cada vez sean menos los que confían en atención sanitaria «afirmativa» —la que no pone en duda la disforia de género sino que sólo la afirma— y que el número de socios de esta organización se haya reducido en el último año un 60%.

En octubre de 2022, la WPATH publicó las SOC8, ocho normas de atención para las personas trans que fueron muy criticadas por su radicalidad. Además de reconocer a los eunucos como un grupo de identidad de género y recomendar la castración como opción de tratamiento médico para ellos, la asociación eliminaba en el citado documento la edad mínima sugerida para una serie de procedimientos quirúrgicos irreversibles para menores.

«A los efectos de los estándares de atención, definimos eunuco como un individuo asignado como masculino al nacer, cuyos testículos se volvieron no funcionales, y que se identifica como eunuco», explicaba la WPATH en el texto en el que los incluía además en la misma categoría de los géneros «no binario» e «intersexual». 

«Al igual que con otras personas de género diverso, los eunucos también pueden buscar la castración para alinear mejor sus cuerpos con su identidad de género», recomendaba el texto.

El aparente poder que la WPATH tenía cuando publicó su octava guía de estándares de cuidado para las personas trans y que utilizó en varios juicios en Estados Unidos en los que tuvo que defender, con éxito, estas normas, se ha deshinchado en 2023.

Así, en enero de ese año el número de socios de la asociación ascendía a 4.119 miembros. Ese dato ha caído hasta los 1.590 en el mismo mes de este 2024.

Por países, Estados Unidos es el que aglutina un mayor número de socios con un 78% del total, pero también se han reducido considerablemente: de los 3.104 de enero de 2023 hasta los 1.234 del actual mes.

El porcentaje de miembros en el Reino Unido es muy inferior —un 2% del total—, pero también ha experimentado una disminución similar durante el último año: de 93 miembros en 2023 a 34. Las cifras globales representan una caída del 60% en el espacio de un año.

La caída en el número de respaldos de la asociación transgénero es una consecuencia de los numerosos reveses que la ideología trans ha sufrido en los últimos meses. El llamado «protocolo holandés«, que defiende la prescripción de bloqueadores de la pubertad en niños y adolescentes, ha sido puesto en evidencia a través de numerosos estudios científicos que denuncian los efectos, en muchos casos irreversibles, de estos medicamentos. Los partidarios de la detransición, ignorados y cancelados durante mucho tiempo, cada vez son más comunes, y también ha aumentado la lista de países que han decidido aplicar políticas más restrictivas en el ámbito sanitario.

+ en
.
Fondo newsletter