«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
una veintena de países acuerdan triplicar la capacidad nuclear

La COP28 apuesta por la energía nuclear con el rechazo de España y Alemania

Central nuclear en Polonia. Europa Press.

Pocos días después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28), celebrada en Dubái la primera semana de diciembre, una veintena de países han acordado multiplicar la capacidad de energía nuclear a nivel global para el año 2050. En concreto, los países firmantes han apostado por triplicar la capacidad nuclear.

Esta novedad, que supone un acuerdo histórico que termina con la demonización de la energía nuclear, se remite a la COP6, celebrada en Alemania en 2001. Aquel año la cumbre del clima incluyó expresamente la energía nuclear como fuente limpia de energía, favorable para combatir el calentamiento global.

Este acuerdo ha sido ratificado en Dubái, entre otros, por Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Bulgaria, Canadá, República Checa, Finlandia, Polonia, Rumania, Países Bajos, Hungría, Francia, Ghana, Eslovaquia, Suiza, Eslovenia, Ucrania, Suecia, Reino Unido y Emiratos Árabes Unidos. Todos los firmantes se comprometen en el acuerdo a «trabajar juntos para avanzar en el objetivo global de triplicar la capacidad de energía nuclear desde 2020 hasta 2050, reconociendo las diferentes circunstancias internas de cada participante».

Un acuerdo que, sin embargo, ha contado con dos grandes ausencias: España y Alemania. Frente a todos los países de su entorno, el Gobierno de España y el Ejecutivo alemán se han negado a refrendar este pacto, con una anomalía destacable: Alemania y España son los dos únicos países del mundo que poseen centrales nucleares y que, sin embargo, han apostado por el cierre de estas plantas. Los dos únicos países del mundo que prefieren cerrar una fuente de riqueza, que el mundo reconoce como limpia y segura.

+ en
.
Fondo newsletter