'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Un senador noquea a Zuckerberg: '¿Compartiría con nosotros sus mensajes?'

El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg

El presidente de Facebook, Mark Zurckerberg, ha comparecido este martes ante las comisiones de Justicia y Comercio de la Cámara de Representantes para dar detalles sobre la supuesta filtración de datos  de usuarios a la empresa Cambridge Analytica. 


Ante la aparentemente bien fundada sospecha de que Facebook filtró datos de más de cincuenta millones de usuarios a la empresa Cambridge Analytica, el presidente y creador de la red social, Mark Zuckerberg, ha comparecido este martes ante el Congreso de Estados Unidos. Una comparecencia en la que el empresario, asediado por las cáusticas preguntas de los legisladores, ha lucido un semblante compungido.
De esta manera, Zuckerberg, que se ha reconocido responsable de cuantas faltas se imputan a su compañía, ha subrayado que fue ‘un gran error’ permitir que Cambridge Analytica accediera a tan ingente cantidad de datos. ‘Yo empecé Facebook, yo la dirijo, y yo soy responsable de lo que pasa aquí’, ha asegurado el empresario, quien ha optado por la sinceridad.
En este sentido, y ante la mordacidad de los congresistas, Zuckerberg se ha referido a los grandes desafíos a los que se enfrentará Facebook en los próximos años: ‘Nos enfrentamos a una serie de cuestiones importantes en torno a la privacidad, la seguridad y la democracia. Y con razón ustedes tendrán algunas preguntas difíciles que hacerme’. Recordemos que una de las acusaciones que pesa sobre la red social es la de no haber combatido las ‘noticias falsas’ con suficiente empeño.
En cuanto a la tan cacareada injerencia rusa en los comicios de diversos países occidentales, Zuckerberg ha hecho suyo el discurso sistémico, ése que responsabiliza a Putin de todo resultado electoral indeseado (para las élites): ‘Está claro ahora que no hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usen también para causar daño. Y eso aplica a las noticias falsas, la interferencia extranjera en las elecciones y el discurso de odio, así como a los desarrolladores y la privacidad de los datos’, ha aseverado el creador de Facebook.
En cualquier caso, se ha afanado en dejar clara la vocación de Facebook, que distaría sobremanera del control de los usuarios: ‘Mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, conectar a la gente, crear comunidad y unir al mundo. Anunciantes y desarrolladores nunca serán una prioridad por encima de eso mientras yo dirija Facebook’, ha asegurado Zuckerberg, solemne.

La gran pregunta

Quizá uno de los momentos más destacables de la comparecencia lo ha protagonizado el senador demócrata por Illinois, Dirk Rubin. Así, éste, iluminado por la refulgente luz del sentido común, le ha formulado un par de sublimes preguntas a Zuckerberg: ‘¿Estaría cómodo compartiendo con nosotros el nombre del hotel en el que se quedó anoche? (…) ¿Compartirías con nosotros los nombres de las personas con los que te mensajeaste?’, ha inquirido Rubin.
 


Ante la respuesta negativa del creador de Facebook, el senador demócrata se ha mostrado sentencioso: ‘Creo que es de eso de lo que trata precisamente todo esto’.

Un control exhaustivo

Es cierto que el hombre hodierno goza de una libertad política inédita en la historia de la humanidad. Sin embargo, la manida afirmación de que somos más libres – en general – que los seres humanos de cualquier época se antoja manifiestamente refutable. Así, los artilugios tecnológicos de que nos rodeamos en el día a día no toleran esa intimidad en la que se gesta la verdadera libertad: conocen nuestros gustos, nuestras amistades, nuestras aficiones, nuestras necesidades…
Elegimos a nuestros gobernantes, sí, pero éstos disponen cada vez de más recursos para controlarnos y orientar nuestra conducta.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter