PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El liderazgo de Kast crece en las encuestas y apuntala a la verdadera derecha chilena

El candidato conservador apunta a tener gran chance de ir al balotaje en diciembre
El candidato presidencial de Chile, José Antonio Kast El candidato presidencial de Chile, José Antonio Kast. Europa Press

Todas las miradas en Chile apuntan hacia la carrera presidencial y el desempeño de los distintos candidatos. Tras el primer debate, varias encuestas revelaron un escenario que hace unos meses era impensable en los análisis, pues, el candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, superó al independiente que representa a la centroderecha, Sebastián Sichel, ubicándose como la segunda preferencia por detrás del frenteamplista, Gabriel Boric.

Por ello, numerosos analistas políticos han comentado el repunte de Kast, quienes coinciden que se debe a una acertada estrategia a la hora de hablar al electorado de derechas.

El próximo 21 de noviembre se celebra la primera vuelta presidencial. Tras las primarias celebradas en julio pasado, se instalaron como —supuestos— favoritos Gabriel Boric del pacto ‘Apruebo Dignidad’ (extrema izquierda: Frente Amplio y Partido Comunista) y Sebastián Sichel en ‘Chile Podemos Más’ (centroderecha: UDI, RN, Evopoli y PRI). Esta tendencia se vio reflejada en las diferentes encuestas de ese entonces, pero por primera vez, los sondeos de las encuestadoras Cadem y Pulso Ciudadano —ambos publicados con fecha 03 de octubre— confirmaron que José Antonio Kast logró desplazar a Sichel.

No obstante, es dable advertir —como lo hace una nota del diario chileno La Segunda— que “la carrera por el segundo lugar aún no se define”, pues las encuestas se han mostrado volátiles. Así han concordado distintos analistas políticos, quienes en general han sostenido la última quincena que la segunda preferencia se la han disputado Kast, Sichel y la candidata de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste. Por lo que, curiosamente, es el segundo lugar el que ha captado el dramatismo y la atención de la ciudadanía.

Pero a pesar de lo anterior, de los tres candidatos, pareciera que Kast es quien tiene una real oportunidad de pasar al balotaje de diciembre. Y desde la publicación de las encuestas señaladas el domingo pasado, los analistas concuerdan que esto sería posible por su táctica como también su desplante en el primer debate presidencial.

La agenda nacional —enmarcada los últimos días por la profundización de la crisis migratoria en la frontera norte del país— ha generado un escenario propicio para José Antonio Kast, quien se ha caracterizado por proponer frenar la ola de migrantes. Mientras que Boric está apuntando a dar facilidades a los extranjeros indocumentados e incluso a aquellos que entran por pasos no habilitados, generando un claro contraste con el republicano.

De hecho, el candidato frenteamplista está considerando incluir en su eventual programa presidencial una reforma a la ley de migraciones para que el permiso transitorio derive en visa temporal, y recortar el tiempo para obtener la residencia definitiva a un año. Además, pretende regularizar a todo quien haya entrado ilegal y garantizarle un “programa de vivienda protegida” a los inmigrantes.

El analista Cristián Valdivieso señaló a La Segunda que —tras las primarias de la centroderecha en que ganó Sichel y sacó del juego electoral al supuesto favorito, Joaquín Lavín (UDI) —, se ve que el electorado de derechas “está volviendo a sus convicciones originales” alejándose del pragmatismo.

Incluso para la analista izquierdista, Carolina Garrido, la estrategia de Kast se debe a que ha instalado certeza, lo que, acompañado de un carácter sereno —cómo se le observó en el primer debate— es la principal fortaleza del candidato, alejándose de la clásica caricatura de un —supuesto— candidato de “extrema” derecha.

Para el diputado independiente, Pepe Auth, el candidato republicano es “el mejor enfocado” y el “único que no necesita variaciones en su estrategia, porque incluso ha moderado su mesianismo y está mucho más táctico”.

Por otro lado, las críticas al desempeño de Sebastián Sichel apuntan a errores “no forzados” que ha cometido, y que escapan a su figura, por ejemplo, la acusación constitucional al presidente Sebastián Piñera por los Pandora Papers. Para el analista Gonzalo Cordero, esta acusación pone en una situación compleja al candidato de la centroderecha y Kast, al ser reconocido como independiente del Gobierno, no sufre esos costos.

Lo anterior se confirma con una reciente encuesta publicada este 06 de octubre, pues Data Influye dio a conocer los resultados correspondientes al mes de septiembre. Si bien, este estudio arrojó que un 25,7% votaría por Boric, un 16,1% lo haría por Kast superando el 12,1% que tiene Sichel. Por detrás en la carrera presidencial, Provoste obtuvo un 11,5% de las preferencias, Franco Parisi logró un 4,9%, Marco Enríquez-Ominami un 3,7%, y en último lugar Eduardo Artés con un 3,1%.

Esta encuesta, además, se pronuncia sobre los últimos temas que han causado polémica. Con respecto a la crisis migratoria que se ha agudizado en el país las últimas semanas, el 55% de los encuestados señalaron que están en desacuerdo con el ingreso de inmigrantes, versus un 45% que sí está de acuerdo. Asimismo, el 68% se opone al ingreso de inmigrantes irregulares lo que permite que el discurso de la migración legal y ordenada llegue más allá del electorado de derechas.

En el caso de la Convención Constitucional, el 48% de las personas afirmó estar muy interesado en su trabajo, un 29% solo le interesa, mientras que a un 23% no le importa mucho. Igualmente, el 57% de los encuestados sostuvo que el desempeño de la CC está por debajo de sus expectativas.

Desde el comando del Partido Republicano hacen un positivo balance sobre su alza. No obstante, José Antonio Kast ha señalado que no quiere “pecar de exitismo”. De igual manera, el segundo debate a realizarse el próximo lunes 11 de octubre nos podrá dar luces si el republicano continúa repuntando.

Cabe recordar que José Antonio Kast (55 años, abogado) tiene una vasta carrera política. Exmilitante de la UDI, fue concejal, diputado, y creó el movimiento Acción Republicana, que devino en la creación del Partido Republicano, el cual ha convocado principalmente a una parte del electorado conservador, así como también a otros que se identifican con sus propuestas en materia de política migratoria.

Se postuló como candidato a Presidente en las elecciones de 2017, ocasión que alcanzó un 7,93% de las preferencias. Sin embargo, ante la polarización política post revuelta 18-O, no es descabellado señalar que en las elecciones de noviembre pueda duplicar la votación presidencial pasada y que, incluso, pueda superar el 20% que votó Rechazo en el plebiscito de entrada del proceso constituyente.

 

 

Deja una respuesta