«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Mientras reconoce el desabastecimiento alimentario

La Administración Biden destinará miles de millones a causas ‘woke’ en plena ruina económica

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Europa Press
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Europa Press

La lucha contra el presunto «cambio climático» y la «equidad de género» se llevarán en 2023 una lluvia de millones en Estados Unidos por voluntad de un Joe Biden que ha advertido de serios problemas de desabastecimiento alimentario.

Quizá no haya para comer en casa del americano corriente, pero los chiringuitos que constituyen los principales apoyos del régimen «woke» del que Joe Biden ejerce de pantalán tendrán el riñón bien cubierto en el próximo ejercicio fiscal: el presupuesto del año fiscal 2023 propuesto por el presidente destinará miles de millones de dólares en gastos relacionados con el clima, incluidos 11.000 millones de dólares para financiar acuerdos climáticos internacionales, así como inversiones multimillonarias para «promover la equidad y la igualdad a nivel mundial».

El pasado 25 de marzo, como de pasada, el presunto presidente de Estados Unidos reconoció que el desabastecimiento alimentario «va a hacerse realidad». Imaginen: si esto es ya una noticia alarmante en cualquier país del Tercer Mundo, en la única hiperpotencia mundial, que no sabe qué es la escasez desde, al menos, la Gran Depresión de los años treinta, es una bomba.

Pero que lo cortés no quite lo valiente, hay que centrarse en lo importante: equidad de género y políticas climáticas. Presentado el 28 de marzo, más de un mes después de que venciera legalmente el primer lunes de febrero, el presupuesto totalizaría 5,8 billones de dólares, y según una hoja informativa de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB, por sus siglas en inglés), así como un resumen de 156 páginas de esa misma agencia, una proporción significativa de los posibles gastos se destinarían a lo que el documento llama «justicia ambiental».

El gasto ambiental incluye 3.300 millones de dólares en nuevos programas de energía, con 500.000 para climatización y modernización de viviendas de bajos ingresos. Además, Biden asignaría 80 millones a una Oficina de Despliegue de Red, que tendría como objetivo modernizar la red eléctrica.

La financiación discrecional de la agencia medioambiental EPA se incrementaría a 11.900 millones de dólares, un aumento del 29% con respecto a 2021. Más de 18.000 millones se destinarían a la resiliencia y adaptación climática, una de las partidas estrellas de la elefantiásica ley de gasto recientemente aprobada. «Estas inversiones críticas reducirán el riesgo de daños por inundaciones y tormentas, restaurarán los ecosistemas acuáticos de la nación y harán que las viviendas multifamiliares asistidas por HUD sean más resistentes al clima», dice la hoja informativa de la OMB.

1.450 millones adicionales se destinan a lo que se describe como los «esfuerzos de justicia ambiental» de la EPA, que según la hoja informativa «promoverán la equidad racial». El presupuesto también proporcionaría 47 millones en fondos relacionados con la justicia ambiental al Departamento de Energía y 1.400 millones para establecer una nueva Oficina de Justicia Ambiental dentro del Departamento de Justicia. El presupuesto de Biden también dedicará 11.000 millones a la financiación climática internacional, incluidos 1.600 millones para un Fondo Verde para el Clima, un programa para financiar la adaptación y mitigación climática en el mundo en desarrollo.

La propuesta completa de 156 páginas de la OMB utiliza la palabra “equidad”, o variaciones de la misma, al menos 75 veces. «Equitativo», o variaciones cercanas del mismo, aparece 38 veces.

Meses después de que los talibanes tomaran el control en Afganistán y detuvieran los programas estadounidenses relacionados con el género en esa nación, el presupuesto del año fiscal 2023 de Biden apunta a la «equidad» no solo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo.

La Administración Biden había publicado previamente la primera Estrategia Nacional sobre Equidad e Igualdad de Género en 2021. La hoja de datos del presupuesto de la OMB destaca 2.600 millones de dólares en gastos que «promuevan la equidad e igualdad de género en una amplia gama de sectores».

Como parte de ese esfuerzo, el presupuesto del año fiscal 2023 de Biden asignaría 200 millones al Fondo de Acción de Equidad e Igualdad de Género, que ya recibió 200 millones en el presupuesto de 2022.

TEMAS |
.
Fondo newsletter