La inmigración ilegal en Canarias se dispara por encima del 5.000% desde la llegada de Sánchez al poder

9.000 entradas de ilegales de media en los últimos tres años
Grupo de migrantes ilegales en Canarias. EUROPA PRESS

Como ya publicamos el pasado 2 de junio en La Gaceta de la Iberosfera, el Ministerio del Interior emitió su último balance relativo a entradas de inmigrantes ilegales en España, pero ahorrándose el total de llegadas registradas en Ceuta. Si bien a mediados de mayo la propia Delegación de Gobierno informaba del número total de entradas a través de diferentes medios de comunicación, ahora parece no conocer ese total de personas que han accedido a la Ciudad Autónoma de manera ilegal.

“Los datos relativos a Ceuta no han podido ser actualizados ya que los mismos se encuentran bajo análisis y tratamiento”, especifica el propio Ministerio del Interior en su último informe. Algo que jamás había ocurrido, a pesar de que existen antecedentes que nos sitúan en flujos de entradas superiores (año 2018) para los cuales Interior no tuvo ningún tipo de problemas a la hora de trasladarlos a sus análisis.

Pese a las entradas masivas, el Gobierno cifra en solo 379 el total de llegadas registradas en Ceuta.
Fuente: Interior

Pese a la omisión de datos por parte del Gobierno, el flujo de entradas continúa aumentando de forma exponencial ante la indolencia gubernamental en materia de inmigración. Lejos de haber una contención de la presión migratoria, esta ha aumentado en lo que llevamos de año más de un 40%, pasando de 7.442 entradas registradas en 2020, a un total de casi 11.000 a fecha 31 de mayo. Si bien el Ministerio del Interior cifra el total de accesos en 10.690 inmigrantes ilegales, ACNUR contradice ligeramente estas cifras apuntando hacia una contabilización de llegadas que asciende a más de 10.800 (10.857) en lo que llevamos de 2021.

Precisamente ante la Agencia de la ONU nos encontramos con la misma problemática en lo que al asunto de Ceuta se refiere, omiten el flujo de entradas masivas a través del Tarajal. Consultados desde La Gaceta de la Iberosfera, admiten no disponer de estas cifras porque el Ministerio del Interior se niega a transmitirlas en estos momentos. Es decir, la opacidad no solo afecta al informe elaborado desde el Gobierno, también afecta a numerosas organizaciones que cada mes toman nota de la magnitud de accesos ilegales que se registran en España.

Informe de entradas ilegales elaborado por ACNUR.

Según diversas comunicaciones, la cifra de entradas totales a Ceuta rondaría los 8.000 – 10.000 inmigrantes ilegales de diferentes nacionalidades. Y claro, de sumarse al actual balance del Ministerio del Interior, estaríamos ante un aumento exponencial de entradas superior al 150% con respecto a datos de 2020 y un flujo de accesos ilegales superior al 5.000%, centrando datos en los ingresos registrados en la Ciudad Autónoma. Cifras muy alejadas de los 158 inmigrantes que accedieron ilegalmente a través de las fronteras ceutíes el año pasado.

Consultadas fuentes de las FCSE, apuntan precisamente a una estrategia a través de la cual el Ministerio del Interior podría estar controlando los cambios en el incremento de datos con respecto a los balances e informes emitidos el año pasado. Es decir, de alguna forma el Gobierno estaría escalonando el análisis de entradas ilegales a Ceuta para que aquellos porcentajes que reflejan el aumento porcentual de llegadas estén de alguna forma controlados dentro de unos parámetros no demasiado alarmantes. “Incorporarán el conteo de forma escalonada para no llamar la atención”, afirman fuentes de la Guardia Civil para La Gaceta de la Iberosfera.

Las llegadas a Canarias aumentan más de un 5.400% tras la llegada de Sánchez

Así lo reflejan los balances del propio Ministerio del Interior. En estos momentos Canarias vive asolada por los peores datos relativos a inmigración ilegal. Hasta la llegada de Pedro Sánchez al poder la media de llegadas al año partiendo desde datos del año 2010 no superaba las 450 entradas, fue después de la llegada del actual presidente del Gobierno cuando la cifra media anual pasó a superar las 9.000 entradas ilegales de media en los últimos 3 años.

Histórico de llegadas a Canarias 2010 – 2010
Fuente: Interior

Acorde a los informes de Interior, el año 2017 cerró con un total de 418 inmigrantes ilegales llegados al archipiélago canario. Un año después, en 2018, el total de llegadas se disparaba por encima del 200%, llegando a registrarse un flujo de accesos superior a los 1.300 (1.307). Si bien fue un año donde existieron dos gobiernos diferentes, tras la entrada de Sánchez en Moncloa, tuvieron lugar el 83% de los accesos ilegales de todo el 2018.

El año 2019 no fue mejor, cerraba con un total de 2.698 inmigrantes ilegales llegados a las Islas Canarias, lo cual volvía a señalar un notable incremento con respecto a datos del año anterior, incremento que se situaba por encima del 100% (106,43%). Pero no fue hasta el año 2020 cuando tuvimos que lamentar las peores cifras de la última década, tan solo superadas por las registradas en el año 2006 durante la conocida “crisis de los cayucos”. El año pasado cerraba con un flujo de entradas superior a 23.000 inmigrantes ilegales y más de 740 embarcaciones llegadas al archipiélago, un aumento superior al 750% (756,80%) con respecto a datos de 2019 y 600 embarcaciones más, según los datos reflejados en el balance del Ministerio del Interior emitido a finales de año.

Informe de llegadas a Canarias durante el año 2020.
Fuente: Interior

Con estos datos podemos afirmar, por tanto, que algo no ha debido hacer bien el actual Ejecutivo con respecto al control de la presión migratoria en la ruta canaria. Desde el 2017 al 2020, el flujo de llegadas ilegales a las Islas Canarias se ha visto incrementado en un 5.407,89%, pasando de las 418 con las que se cerró el 2017, a las más de 23.000 (23.023) registradas en 2020. Un duro desafío del que sobre todo los canarios conocen su magnitud. Y he de decir que la situación no mejora, el último balance de Interior cerraba con cifras de llegadas que ya superan las 5.000 y un aumento que se dispara hasta el 117,7% si comparamos con datos del año pasado.

Deja una respuesta