Las reacciones de la izquierda colombiana ante la decisión de Duque de regularizar a quienes huyen del socialismo

LA MEDIDA BENEFICIARÁ A 1,7 MILLONES DE VENEZOLANOS

El presidente de Colombia Iván Duque aprobó la vía legal como estrategia para regularizar a los venezolanos que actualmente están en el país. Se anunció entonces el Estatuto de Protección Temporal de Migrantes Venezolanos, gracias al que, quienes se acojan, tendrán 10 años para adquirir la visa de residentes.

Esta medida beneficiará a más de un millón de venezolanos que residen en el país de manera irregular y cuyo acceso al mercado laboral e inicio de una vida productiva podrá hacerse de manera más viable.

Actualmente el 56% de los venezolanos en Colombia tiene una condición migratoria irregular y según migración Colombia, el 58% de los venezolanos en el país está entre los 18 y 29 años de edad, más del 28% son niños y adolescentes.

La medida se implementará en dos etapas: en la primera, se inscriben virtualmente los extranjeros en el Registro Único de Migrantes Venezolanos. Este permitirá brindar un panorama más amplio y certero sobre la situación migratoria del país. En la segunda etapa, de manera presencial, cada persona obtendrá un permiso de protección personal que garantizará su estatus actual.

Se requiere cumplir con tres aspectos para ser incluido en el registro: presentar un documento de identidad vencido o actualizado, declarar expresamente intenciones de permanecer en Colombia por un período de tiempo largo y finalmente, autorizar la recolección de datos biométricos.

Esta decisión se informó en el marco del encuentro entre el mandatario colombiano y el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

“Tenemos que reflexionar sobre las crisis migratorias en el mundo. Las crisis migratorias son en sí mismas crisis de carácter humanitario. Son millones de personas en el mundo que emigran huyendo de dictaduras oprobiosas, de circunstancias dolorosas, de pobreza, de pérdida de oportunidades y claramente, el mundo ha enfrentado este fenómeno en muchos lugares” Afirmó el presidente al iniciar su rueda de prensa.

Las reacciones

Numerosas reacciones provocó esta medida en redes, especialmente en la oposición, donde líderes de izquierda como Gustavo Bolívar se pronunciaron en contra.

Gustavo Petro, por su lado, se manifestó a favor y apeló como siempre a las “políticas de bloqueo y la extracción de petróleo” como gran causa del fenómeno migratorio del vecino país.

También hubo diversas manifestaciones de aprobación por parte de líderes de opinión pública. Congresistas, profesionales e incluso artistas se pronunciaron celebrando la decisión tomada por el gobierno.

No replicar el modelo

Uno de los principales motivos de inconformidad de la izquierda con esta medida es el efecto electoral que pueda generar en el país. Es de aclararse que la regularización con la que se dotará a cientos de venezolanos no da condición automática para ejercer el voto.

Por otro lado, debe entenderse bajo un estándar lógico mínimo que los venezolanos racionales no votarían por un líder de izquierda como Gustavo Petro, de ser así, lo mas consecuente es que se devuelvan a su país a “disfrutar” las mieles del socialismo que tanto estarían promoviendo para Colombia.

La pobreza en Venezuela es del 90% del país o más. No es a causa del bloqueo, ni del modelo de extracción de petróleo. Mucho menos a causa de sanciones llevadas a cabo por la comunidad internacional en contra de la dictadura. Es un país echado a perder por el simple hecho de padecer un Estado criminal.

Entonces, queridos venezolanos que quisieran votar por Petro, la recomendación es sencilla: devuélvanse a su país y gocen las consecuencias miserables del modelo que un chavista como Petro podría replicar en Colombia.

Deja una respuesta