Las presiones de Castillo en los ascensos militares irregulares desatan una nueva crisis política en Perú

Un nuevo escándalo emerge en el seno del gobierno izquierdista
El Presidente del Perú, Pedro Castillo - EuropaPress

El excomandante General del Ejército, José Vizcarra Álvarez, denunció que el secretario presidencial Bruno Pacheco y el ministro de Defensa Walter Ayala, así como el presidente Pedro Castillo, le pidieron el ascenso irregular de dos coroneles.

«Yo sí recibí algunos pedidos, que me hicieron conocer antes del proceso. A través del secretario Bruno Pacheco y el ministro de Defensa y los mensajes de a través del Edecán del ministro de Defensa. Eran varios los recomendados y en diversos grados», manifestó en el programa Ampliación de Noticias.

El excomandante indicó que entre el 11 y 13 de octubre fue al Ministerio de Defensa llevando las actas de ascenso. “El señor ministro llamó por teléfono a Palacio y me increpó que los recomendados no habían ascendido y que el secretario [Pacheco] estaba incómodo”, dijo Vizcarra Álvarez.

“Fuimos a Palacio y me recibió el dichoso secretario [Pacheco] y le manifesté que no era posible el ascenso de los recomendados y el señor (Pacheco) me manifestó que todo se puede hacer si se quiere”, precisó.

Vizcarra Álvarez aseguró que Pacheco hablaba a nombre de Pedro Castillo. Ante ello, solicitó conversar con el mandatario y tras insistir tuvo una reunión con el jefe de Estado el viernes 15 de octubre a las 19:00 horas.

“Yo pensaba que el presidente no tenía conocimiento de esta situación, entonces le manifesté de esta situación y, después de sugerirme de cómo hacer ascender al señor Ciro Bocanegra, le manifesté que no era posible porque no respetaba las reglas”, detalló.

“Yo le manifesté que si él deseaba ascenderlo le podía sugerir que haga una resolución donde él tenía la posibilidad y la capacidad de otorgarle una vacante, lógicamente le explicaba que el impacto negativo sobre la institución iba a ser grande porque ese señor no era merecedor de ese momento del ascenso”, contó.

Finalmente, Vizcarra Álvarez aseguró que Castillo entendió y le dijo que lo respaldaba.

Pruebas contra Castillo

Vizcarra Álvarez indicó que “el liderazgo del Ejército no corresponde a intereses externos sino a la ascendencia sobre su personal. No es un puesto político como el de un ministro”.

Agregó también que hasta el momento nadie le explica las razones de su pase a retiro, pero supone que es por los ascensos que él se negó a realizar.

“En el proceso de ascenso, yo recibí pedidos que me hicieron conocer con algunos días de anticipación. Una semana antes de iniciarse el proceso recibí mensajes por WhatsApp del edecán del ministro manifestándome que tenía unos encargos para el proceso de ascensos y me dio una relación de apellidos. Estamos hablando de unos nueve a diez oficiales de distintos grados: comandantes, capitanes, pero los referentes eran dos coroneles”, manifestó el exgeneral.

Vizcarra Álvarez entregó las copias de las conversaciones de WhatsApp que mantuvo con Pedro Castillo, evidencia que constituye las pruebas sobre la interferencia del Gobierno en los ascensos de las Fuerzas Armadas.

Las pruebas fueron entregadas al congresista Williams Zapata (Avanza País), titular de la Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha contra las drogas del parlamento. No obstante, el excomandante solicitó que dicha información sea custodiada para evitar su filtración a los medios de prensa.

“Desde el punto de vista político, y entendiendo las variables que podemos conocer, no debería sorprender que una situación así esté ocurriendo. La coalición marxista que ocupa el poder avanza de forma decisiva y muy clara en sus objetivos políticos. Lo que estamos viendo es la materialización del control de las Fuerzas Armadas a través del control del Ejército, luego de hacer un cambio sorpresivo del comandante general”, advierte el coronel retirado Juan Carlos Liendo, exjefe del Servicio de Inteligencia del Ejército.

“Los detalles se diluyen en el profundo significado de la crisis política. Estamos viendo la fase terminal de un proceso político y el ingreso de otro. El control de las Fuerzas Armadas va a facilitar los objetivos políticos del marxismo leninismo en el Perú”, puntualiza Liendo.

Causal de vacancia

Aunque resulta una salida poco probable a corto plazo debido a la falta de votos suficientes en el Congreso, la vacancia de Pedro Castillo se cuece lentamente, y es el propio presidente peruano quien aporta los insumos necesarios para que esta se dé, tarde o temprano.

“El único responsable de la crisis constante es el presidente de la República. La grave situación institucional con respecto a las presiones a militares para ascensos indebidos, en la que el mandatario es el personaje principal, es probablemente la gota que ha colmado el vaso. Es evidente que, si bien la posibilidad de una vacancia se acerca más, también vale decir que es difícil que ello suceda. Castillo hoy está muy débil y las bancadas –Acción Popular y Alianza para el Progreso– en el Congreso ya tomaron nota. Prefieren pactar con el débil que dejarlo morir”, opina Iván Arenas, analista político y columnista del portal El Montonero.

Por otro lado, para el excandidato presidencial Rafael López Aliaga, lo sucedido con los ascensos irregulares en las FF. AA son causal de vacancia.

Lo que está haciendo Pedro Castillo es causal de vacancia. Cada día es un drama más. Cada día el Perú está destrozándose peor. Esto no da para más”, dijo el líder de Renovación Popular (RP) en Willax TV.

En la misma línea, el congresista de la bancada celeste -color partidario de RP-, Alejandro Muñante, señaló que Pedro Castillo estaría incurriendo en la causal de vacancia por incapacidad moral.

“Yo creo que el señor Castillo está incurriendo en una evidente incapacidad moral por estos continuos actos de infracción a la Constitución. Desde que estaba despachando desde su casa, ya estaba violando la Constitución (…) y ahora con este caso de ascensos irregulares se evidencia un tráfico de influencias que podría ser materia de una vacancia por incapacidad moral”, dijo en una entrevista en Canal N.

Para Muñante, que desempeña el cargo de vocero alterno de RP, la situación de Castillo “tendría que evaluarse”, pero a “título personal” considera que el presidente peruano “está incurriendo en incapacidad moral”.

El periodista peruano Aldo Mariátegui también se manifestó a favor de la vacancia, asegurando que Pedro Castillo “demostró de sobra” que es un “pésimo presidente en lo administrativo” y un “naufragio moral”. Por esa razón, el Congreso tiene que retirarlo a él y a su vicepresidente Dina Boluarte -vinculada a Podemos- del cargo y convocar a nuevas elecciones generales.

“Tras estas últimas revelaciones de cómo Castillo y su corte pretendieron tan groseramente manipular a las FF.AA., creo que ya definitivamente queda claro que el camino a seguir es la vacancia. Castillo ha demostrado con creces ser un extremadamente incapaz como gobernante. En 100 días está destrozando la educación y el transporte. En 100 días Francke ha incrementado nuestra deuda externa en cinco mil millones de dólares con dos emisiones de bonos y ha planteado un paquete tributario demencial. En estos 100 días ha colocado a dos sujetos en Indecopi y Essalud que van a destrozar las instituciones. En 100 días ya cayó un gabinete y han salido varios ministros que nunca debieron haber sido convocados (Bellido, Béjar, Maraví, Barranzuela). En 100 días hemos visto al Movadef metido en el gobierno. En 100 días hemos visto solo pésimas decisiones”, escribió en su columna de Perú 21.

Deja una respuesta